mujeresenmarcha

MMM

Homenaje a Fidel en su 90 cumpleaños

Escrito por mujeresenmarcha 12-08-2016 en Cuba en la MMM. Comentarios (0)

Mariela Pérez Valenzuela

Es imposible rememorar lo que eran las mujeres cubanas antes del triunfo de la Revolución  y lo que son hoy sin hablar de Fidel Castro Ruz, el revolucionario cabal que devolvió la dignidad y el sentido de la vida a ese segmento de la población antes desprotegido, sujeto a discriminación, completamente olvidado.

Al Comandante en Jefe, que este sábado cumplirá 90 años,  dedicaron hermosas palabras de elogio representantes del Capítulo cubano de la Marcha Mundial de Mujeres (MMM), en un ameno encuentro sostenido este jueves en la sede de la dirección nacional de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC).
Tamara Columbié, funcionaria de la FMC, resaltó que el hecho de que la mujer no solo sea beneficiada, sino protagonista, ha sido una constante en el ideario de Fidel, quien desde el mismo triunfo en enero de 1959 se percató del respaldo que tiene la Revolución en ese grupo de la población.
Ana Violeta Castañeda, del Centro de Estudios de la Mujer, sostuvo que mientras el pensamiento más progresista de izquierda en América Latina veía la situación de la mujer en el contexto de la lucha en general, el líder revolucionario tipificaba las desventajas que afrontaban las cubanas en su primera alocución al pueblo el primero de enero de 1959, en la heroica ciudad de Santiago de Cuba.
En ese contexto expresó: “La mujer es un sector de nuestro país que necesita también ser redimido, porque es víctima de la discriminación en el trabajo y en muchos otros aspectos de la vida”.
Durante el encuentro también se recordó a la  luchadora social Berta Cáceres, coordinadora del Consejo de Pueblos Indígenas de Honduras (Copinh), asesinada este año  en el interior de su vivienda ubicada en el sector La Esperanza, departamento del Intibucá, en el sur-occidente del país.
Cáceres, de 43 años y madre de cuatro hijos, dormía cuando pistoleros desconocidos irrumpieron en su hogar, y aprovecharon para ultimarla. Esa valerosa mujer por la protección de  los derechos humanos de la comunidad indígena Lenca y de los miembros de los movimientos campesinos, visitó Cuba en varias ocasiones.
Sobre ella, destacó Tamará Columbié su sensibilidad, su sentido de la amistad, su activa participación en las actividades de la MMM y en diferentes ediciones del Foro Social Mundial (FSM).
Cáceres denunció en diferentes foros la expropiación de los territorios indígenas y la carencia de sistemas de salud y agrícola.
Acompañada de su pueblo luchaba contra la creación de bases militares de Estados Unidos en el territorio Lenca y contra las amenazas de las represas hidroeléctricas y mineras para el medio ambiente.
“Berta fue asesinada por el derecho que defendía a una vida digna y diferente”, expresó Paula Companioni, investigadora del Instituto de Filosofía, quien presentó un fragmento de una entrevista que se le realizara a la luchadora hondureña durante uno de sus viajes a Cuba y en la que expresó: “ No nos queda otro camino que luchar”.
De ella dijo Ana Violeta Castañeda: “Su pensamiento político evolucionó rápidamente y su lucha se centró en los derechos de los indígenas, pero también en la de toda América Latina.
Más adelante Elpidia Moreno, Coordinadora del Capítulo Cubano de la Marcha, leyó el llamamiento para el décimo encuentro internacional de la MMM, que tendrá lugar en octubre próximo en Mozambique.
“Escribimos este mensaje llenas de emoción, sabiendo que llegará a miles de mujeres de todo el mundo…”  “Noticias sobre ataques a los Derechos Humanos de las mujeres invaden cada día nuestras vidas, los efectos del  terrorismo y el integrismo nos afectan cada vez más, el avance del capitalismo y la extrema derecha se hacen cada vez más patentes, el militarismo y la  guerra mutilan la  vida de mujeres de todo el mundo, la radicalización de las religiones, prácticas culturales y el conservadurismo nos oprime más fuerte que nunca…  El contexto que nos rodea está muy difícil y a veces nos sentimos como una gota de  agua en el desierto”, expresa el comunicado del Secretariado Internacional de la Marcha.
Pero en 2015, apunta,  hemos  comprobado que no es así. Nuestra IV Acción Internacional ha demostrado que somos un movimiento joven, fuerte y diverso que tiene mucho que decir para cambiar esto. Ahora nos preparamos para celebrar nuestro 10º Encuentro Internacional en Octubre de 2016, y este es un momento importante para nuestro movimiento.
Tras todas las acciones, luchas, batucadas, marchas, debates, caravanas, encuentros, etcétera, que hemos hecho a lo largo del año pasado, es el momento ahora de juntarnos para reflexionar y para construir una mirada colectiva desde las experiencias vividas en la IV Acción Internacional.
Como ya sabéis, plantea el Secretariado Internacional de la MMM, los Encuentros Internacionales, son la Asamblea de nuestro movimiento, y es el momento en el que juntas evaluamos,  repensamos y planificamos como queremos continuar nuestra  lucha y como construimos nuestras alternativas para hacer frente al contexto que vivimos. En este momento marcaremos el rumbo de nuestra lucha y acción para los próximos dos  años.
Durante el encuentro también se habló acerca del blog mujeresenmarcha, una iniciativa del Capítulo cubano para difundir el quehacer de la
Marcha en Cuba y en el mundo, así como las causas justas por las que luchan y resisten las mujeres.

MMM de las Américas apoya las luchas de resistencia de las brasileñas

Escrito por mujeresenmarcha 21-05-2016 en Berta Caceres. Comentarios (0)

La región de las Américas está siendo atacada en lo más profundo de sus valores, la conquista de la democracia para nuestros pueblos. Una democracia que debía permitirnos de avanzar en el terreno de las conquistas sociales.


                                                                                                                                                                                                 

Estamos de acuerdo con la declaración de Adolfo Pérez Esquivel (premio nobel de la paz en 1980) que menciona cuando se refiere a la situación actual en Brasil que “Se trata de una situación semejante a los Golpes de Estado Blandos que ya vimos en Honduras con Zelaya y en Paraguay con Lugo, que significaron procedimientos ilegales para violentar la voluntad popular, junto a un aumento de la represión y las políticas de hambre contra el pueblo”.

Es por eso que como Marcha mundial de las mujeres de las Américas denunciamos los conspiradores y apoyamos con fuerza solidaria a nuestras compañeras que están haciendo resistencia por el respeto de los derechos fundamentales de los hombres y mujeres del pueblo de Brasil.

No nos asombramos cuando se anunció que para Temer (presidente interino de Brasil) lo más importante era aumentar impuestos, “privatizar todo lo que se pueda”, y reducir el gasto público y social. El retroceso que significa su gabinete, todos hombres blancos y millonarios (a pesar que nombro después una mujer) demuestra claramente las intenciones perseguidas por estos conspiradores.

Seguiremos apoyando las luchas de resistencia que llevan nuestras compañeras de Brasil.

De igual manera apoyamos la  COPINH que sigue exigiendo con el lema “Tenemos derecho a la verdad”, justica para aclarar el caso del asesinato de la compañera Bertha Cáceres; hemos exigido que cesen la represión, el hostigamiento a los y las líderes de los movimientos sociales.

Los pueblos rechazan la explotación minera y la construcción de hidroeléctricas que daña el medio ambiente en nuestros países, es por eso que continuamos el apoyo a Máxima Acuña.

Denunciamos la violencia hacia las mujeres, los feminicidios que en los diferentes países de nuestro continente están siendo moneda común, rechazamos esta situación Hacemos nuestro el lema de “Basta la violencia contra las mujeres! No una muerta más! Luchamos contra la impunidad y por la vida de las mujeres!

Apoyamos desde la Marcha las organizaciones feministas como dicen las compañeras en Chile “Si tocan a una, respondemos todas”.

  Apoyamos las mujeres de la marcha del Québec que implicadas en los diferentes movimientos sociales están resistiendo en las calles al gobierno de esa provincia que está aplicando medidas neoliberales de austeridad basadas en la privatización de los servicios públicos (salud,  servicios sociales y educación) que eran un logro importante para el pueblo.

MMM de las Américas 


Marcha Mundial de las Mujeres contra el golpe en Brasil

Escrito por mujeresenmarcha 18-05-2016 en MMM. Comentarios (0)

El mundo entero asiste con rabia y tristeza el asesinato de la democracia y la justicia en Brasil.

El pasado día 17 de Abril fue retransmitida desde la cámara de los Diputados y a tiempo real, la votación de  impeachment contra la Presidenta de Brasil, Dilma Rousseff. Con argumentos  basados en el desarrollo, la fe y los valores tradicionales de familia, muchos diputados iban votando contra Dilma. Legalmente este acto se ha justificado en base a supuestas acusaciones de violación de la ley presupuestaria y de la ley de probidad administrativa, así  como de corrupción, sobre lo que no existen pruebas.



                                                              


Con horror, supimos el pasado 12 de Mayo que el Senado  reafirmaba el impeachment, siendo Dilma apartada del Gobierno durante 180 días (período durante el que se realizará la investigación) y asumiendo la jefatura de estado y gobierno el vicepresidente Michel Temer.

En Brasil no hay abierto un proceso de impeachment, estamos presenciando un golpe de estado disfrazado de  legalidad. Se trata de un golpe neoliberal, racista, patriarcal y lesbofóbico (O heteronormativo), de los mercados  contra el pueblo. Las oligarquías y elites económicas, financiadas por el capital transnacional, han decidido imponer su poder ya que no lo pudieron obtener por el voto. El pueblo dió a Dilma más de 54 millones de votos porque rechaza al proyecto golpista.

El azote de la derecha más radical no se ha hecho esperar. Temer lleva en el poder menos de cuatro días y ya ha borrado de un plumazo los avances progresistas y principales logros políticos del Partido de los Trabajadores,  eliminando los Ministerios de Cultura, de las Mujeres, de Igualdad Racial y Derechos Humanos, lo del Desarrollo  Agrario, la Fiscalía General de la Unión (CGU), además de fundir el Ministerio de la Seguridad Social con el de Hacienda.

Hemos presenciado como componía  su gabinete exclusivamente con ministros: hombres, blancos y viejos. Y cómo la policía ya está usando la violencia y la intimidación para reprimir la protesta que inunda las calles de todas las ciudades de Brasil.

El presidente ilegítimo ya ha anunciado la vuelta a las políticas de ajuste estructural (como el fin de la política de valorización del salario mínimo que tanto ha contribuido a la reducción de las desigualdades salariales), así como una reforma del sistema de Seguridad Social. En política exterior sus primeras manifestaciones revelan un abandono de la cooperación con América Latina, África y los BRICS, por considerarla “ideologizada”. 

En el horizonte se vislumbran los tratados de libre comercio con Estados Unidos y Unión Europea, así como la privatización de empresas estratégicas.

Hace mucho tiempo que sentimos la creciente presión de la derecha conservadora y neoliberal sobre los gobiernos progresistas de todo América Latina. Pero estos ataques al pueblo son cada vez más evidentes, y ahora incluso podemos poner nombre y cara a los ejecutores, porque ahora los golpes de Estado se visten de falsa democracia y de justicia.

Como sujetos políticos no vamos a permanecer impasibles ante este ataque a la libertad y la democracia. Así, en alianza con otros movimientos sociales, brasileños e internacionales, salimos a las calles a plantar cara a la dictadura de la derecha. Nosotras, mujeres militantes de la Marcha Mundial de las Mujeres:

Rechazamos tajantemente el golpe mediático-jurídico ejecutado contra la democracia, así como toda la violencia patriarcal que se ha ejercido contra la Presidenta Dilma y llamamos a nuestras compañeras de todo el mundo a exigir de sus gobiernos que se posicionen firmemente contra el golpe de Brasil y a que NO reconozcan al presidente en funciones Temer o a cualquier otro indicado por los actores del proceso de impeachment.

Pedimos que organicen acciones públicas, escriban cartas y  mensajes a los medios de comunicación  y ministerios de asuntos extranjeros de sus países para:

1. Manifestar el rechazo al golpe que se llevó a cabo en Brasil el 12 de mayo de 2016.

2. Exigir el inmediato retorno a la institucionalidad democrática del país, que incluye la restitución incondicional de la Presidente legítima Dilma Roussef

3. Exigir la anulación del falso proceso de impeachment en curso en Brasil

4. Denunciar el apoyo y la complicidad de organismos de inteligencia norteamericanos en el Golpe.

5. Exigir de la presidencia de Estados Unidos, de los países de la Unión Europea y demás países que integran la OCDE  – Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico- , una posición contundente en contra el golpe en  Brasil que incluye la interrupción inmediata de todo tipo de cooperación militar, diplomática y económica.

6. Pedir a vuestros diputados que aprueben mociones de denuncia y repudio al golpe de Brasil.

La solidaridad y la fuerza de todas las militantes de la Marcha Mundial de las Mujeres está en estos momentos  apoyando la lucha de nuestras compañeras en Brasil.

En marcha siempre compañeras!


Comunicado de la MMM en Cuba celebra la fuerza de todas las mujeres que luchan en el mundo

Escrito por mujeresenmarcha 10-03-2016 en MMM. Comentarios (0)

Durante un taller encaminado a lograr un primer acercamiento a la heteronormatividad, su significado y connotaciones como expresión de las múltiples opresiones de la cultura patriarcal, celebrado esta semana en el Centro Martin Luther King, en la capital cubana, la Coordinadora del Capítulo Cubano de la MMM, Elpidia Moreno, leyó un comunicado en ocasión del Día Internacional de la Mujer.

En el encuentro participaron representantes de la Iglesia Bautista Ebenezer de Marianao, de la comunidad de Pogolotti, de la red ecuménica Fe por Cuba y la Red de Educadoras y educadores populares que anima el CMLK, trabajadoras de ese Centro, de la Federación de Mujeres Cubanas  y de El grupo de reflexión Oscar Arnulfo Romero.

Motivadas, las y los participantes recordaron a mujeres cubanas y de otras naciones que han resistido y han luchado a lo largo de la historia. Fue un espacio para hablar y reconocer también a aquellas que no son conocidas, pero que en su cotidianidad también luchan y resisten.

Un momento emotivo fue el homenaje a la líder ambientalista hondureña  Berta Cáceres, asesinada el pasado 3 de marzo en su hogar. Un video sobre su permanente trabajo en Honduras presentado en el CMLK y un intercambio sobre su vida sirvieron para rendir homenaje a quien fuera una incansable luchadora contra las amenazas de las represas hidroeléctricas y mineras para el medio ambiente y contra la creación de bases militares de Estados Unidos en el territorio Lenca.

A continuación el texto del comunicado:

MARCHA MUNDIAL DE LAS MUJERES RESISTIENDO AL MILITARISMO

Queridas, compañeras, amigas, militantes, luchadoras.

En estos días el mundo se prepara para celebrar el 8 de Marzo. El día Internacional de la Mujer es conmemorado en todo el mundo por sindicatos, organizaciones, grupos de mujeres… que, en muchas ocasiones ignorando los orígenes socialistas que esta fecha tiene, rinden homenaje a las mujeres que supuestamente murieron encerradas en un incendio de la fábrica donde trabajaban en Estados Unidos. Nosotras, la Marcha Mundial de las Mujeres, celebramos la lucha de las mujeres y del movimiento feminista en todo el mundo. Celebramos la fuerza de todas aquellas que están dedicando sus esfuerzos a liberarse del patriarcado, el neocolonialismo, el capitalismo y el racismo que son las causas que se encuentran en la raíz del sistema opresor en el que vivimos. Observamos indignadas cómo el concepto de Seguridad y Paz está completamente malinterpretado y manipulado, siendo utilizado por los poderes hegemónicos para justificar la militarización y la “paz armada” y anulando completamente la perspectiva de Derechos Humanos y de las mujeres.

Hemos constatado durante nuestra 4ª Acción Internacional de 2015, cómo como los conflictos armados y las guerras de tipo no convencional se expanden y extienden rápidamente por todas las regiones, sembrando el miedo, la violencia, enfermedades, el odio y la pobreza, y retroalimentando el fundamentalismo. Esta violencia, sea ella ejercida por ejércitos, milicias, empresas privadas de “seguridad”, mafiosos del crimen organizado, personal de las misiones internacionales de pacificación o los propios Estados, beneficia el última estancia a un sistema capitalista patriarcal en el que las mujeres son siempre las que más sufren.

En Asia se hace cada vez más patente la presencia de bases militares de potencias extranjeras, con graves consecuencias en la vulneración de los Derechos Humanos de las mujeres, aumento de la prostitución, casos de violencia contra mujeres y niñas, tráfico de personas, etc…

En África los “libertadores” del continente se han convertido en opresores de la ciudadanía, y haciendo uso de un poder autoritario continúan limitando de forma radical las libertades y derechos democráticos de la población. En esta coyuntura brotan rápidamente grupos fundamentalistas, de tipo religioso, étnico o cultural, (autodenominados defensores del pueblo), que cobran fuerza día a día y se extienden peligrosamente por el territorio, infligiendo condiciones de vida inhumanas y violando los derechos humanos de mujeres.

En los países Árabes vemos como la inestabilidad y los conflictos armados en Siria, Irak, Libia y Yemen son alimentados por las potencias económicas que ven crecer sus beneficios a través del comercio de armas y encuentran en el caos, el caldo de cultivo perfecto para imponer sus intereses, sin importarse con el sufrimiento que esto acarrea para la población civil desarmada. Miles de personas huyen de la región en busca de paz y seguridad. Mujeres y niñas se encuentran en situación de mayor vulnerabilidad siendo objeto de violaciones sexuales y violencia, y viéndose obligadas a intercambiar favores sexuales a cambio de la posibilidad de perseguir su sueño de obtener refugio y servicios básicos en países supuestamente más seguros.

En Palestina, el gobierno de Israel continúa usando la violencia para imponer su sistema de apartheid y colonialismo sionista: el bloqueo a Gaza, las ejecuciones y arrestos arbitrarios de población civil, la política de asentamientos y derribo de viviendas son la realidad cotidiana que sufre la población palestina. Y en el Sahara el gobierno de Marruecos, por medio de la fuerza armada, refuerza cada día su política de ocupación, saqueo y represión, ignorando los compromisos internacionales ya adquiridos.

En Américas, la naturaleza está siendo salvajemente expoliada por empresas mineras y multinacionales que utilizan a la policía y el ejército, así como otras compañías privadas de seguridad, para usurpar los recursos y desplazar comunidades, a favor de sus propios intereses. El agua, la tierra, los bosques y el aire son privatizados y mercantilizados dejando a las comunidades sin medios para garantizar su subsistencia y autonomía.

En Europa los gobiernos hacen un mal uso de este contexto internacional para justificar la criminalización de los movimientos sociales. Constatamos un alarmante recorte de las libertades ciudadanas frecuentemente consagrado a través de leyes cada vez más represoras. Observamos la fragilidad de nuestros sistemas democráticos ante el auge de grupos políticos de extrema derecha que derivan en la agudización de políticas y actitudes xenófobas que incluyen el cierre de fronteras y denegación de asilo a las personas refugiadas. Frente a este desalentador contexto internacional, las militantes de la Marcha Mundial de las Mujeres continuamos andando el camino de construcción de nuestras alternativas feministas. Continuamos tejiendo alianzas con otros movimientos aliados con los que compartimos una visión común. Continuamos apoyando la lucha local de nuestras compañeras que luchan en defensa de la sostenibilidad de la vida.

Sabemos que juntas somos más fuertes, que juntas construimos un movimiento mundial incontenible con capacidad para cambiar muchas cosas y por eso en nuestro próximo Encuentro Internacional intercambiaremos nuestras experiencias de lucha y resistencia, profundizaremos nuestra reflexión conjunta, evaluaremos nuestra 4ª Acción Internacional, planificaremos nuestro futuro como movimiento y recabaremos energías para continuar nuestra lucha y nuestra resistencia. Resistiremos, desde la base, los embates del patriarcado, capitalismo, racismo y colonialismo.

Resistiremos como nuestra compañera Berta Cáceres, de Honduras, líder indígena e incansable defensora de los derechos de las comunidades originarias en defensa de su territorio, que en este mes de Marzo, ha sido brutalmente asesinada en su casa.

Resistiremos como Pakize Nayir, Fatma Uyar y Sêve Demir, las compañeras kurdas que, por su activismo político, han sido encarceladas y asesinadas por las fuerzas de seguridad del gobierno turco.

Resistiremos como Máxima Acuña y Dina Mendoza que, en Perú, siguen haciendo frente a la brutalidad de la empresa minera que amenaza el agua y las tierras de sus comunidades.

Resistiremos como muchas otras mujeres de todo el mundo, anónimas, que cada día, desde sus casas, desde sus comunidades, luchan por sus derechos y en defensa de otras mujeres.

Seguiremos resistiendo siempre. Las armas y el poder patriarcal y opresor no nos callarán.

8 de Marzo de 2016




Feminismos en construccion

Escrito por mujeresenmarcha 10-12-2015 en America en la Marcha. Comentarios (0)

La cita convirtió a Camajarca, con fuerte presencia indígena y participantes de 10 naciones,

en un espacio de reflexión, que dejó importantes resultados para el futuro de ese movimiento internacional.


Uno de los asuntos más debatidos en el encuentro fueron  los feminismos que  se están construyendo

en América Latina y el Caribe.


La venezolana Alejandra Laprea, al hablar en nombre de las delegadas de los países de América del Sur,

acotó que en esa área geográfica se erige un feminismo  revolucionario, inclusivo, antirracista;



Las delegadas del Sur definieron como acciones comunes  a desarrollar y fortalecer el seguimiento

al tratado Transpacífico –que engloba cerca del 40% del comercio mundial, con Estados Unidos a la cabeza-

y retomar las discusiones sobre los tratados de libre comercio.


Emilia Castro, de la ciudad canadiense de Quebec, en representación de los países del Norte,

señaló que en la construcción del  feminismo se debe tener en cuenta el marxismo. 


Debe ser un feminismo colectivo, antiimperialista y de solidaridad  entre las mujeres del Norte y el Sur,

sostuvieron las delegadas de los países del Norte.