¿Quién mató a Berta Cáceres?: asesinato político sin resolver en Honduras

Escrito por mujeresenmarcha 28-03-2016 en . Comentarios (0)

Mariela Pérez Valenzuela

Las organizaciones populares de Honduras mantienen una estricta vigilancia sobre las presuntas investigaciones del gobierno de Juan Orlando Hernández en el caso del asesinato de la activista social Berta Cáceres, el pasado día 3, cuando pistoleros penetraron en su hogar de la comunidad La Esperanza y la tirotearon mientras dormía.



Hasta ahora, sin embargo, la justicia hondureña afirma que tiene detenidos a un eventual sospechoso, y dos causas del asesinato, respuestas que causan enorme insatisfacción en quienes conocieron y compartieron con la luchadora del medio ambiente y la protección de los ríos de la comunidad Lenca, a la que pertenecía, contra grandes constructoras de hidroeléctricas.

La realidad dice otra cosa: en los últimos días, luego de la muerte de la valerosa mujer de 43 años y madre de cuatro hijos, otro defensor de los pueblos indígenas, Nelson García, también fue ultimado por desconocidos frente a la casa de su suegra, en el poblado Río Chiquito, luego de protestar por desalojos en comunidades autóctonas.

Analistas consideran que los dos asesinatos fueron ejecutados por Escuadrones de la Muerte organizados en Honduras bajo la mirada impávida del gobierno, y que sus ejecutores ya están en otra nación fronteriza. En los últimos años, 113 luchadores sociales, defensores de la Naturaleza y contra las compañías extranjeras, corrieron igual suerte.

En sus averiguaciones, el gobierno solicitó ayuda a su par de Estados Unidos, que envió un equipo de dos miembros del Buró Federal de Investigaciones que, dijeron, se están familiarizando con el caso de Berta Cáceres.


Los parientes de la víctima ya han viajado en dos oportunidades a Washington exigiendo al gobierno de Barack Obama que no financie más al hondureño, pues se trata, dijo una de sus hijas mayores ante el Congreso de ese país, de políticos corruptos, que permiten los asesinatos a mansalva.
La luchadora de la etnia lenca era conocida a nivel mundial, no solo por sus intervenciones en foros en defensa de la Naturaleza y para evitar que los indígenas sean sacados de sus comunidades, sino porque el pasado año recibió el Premio Goldman de Estados Unidos.


A su muerte, se hallaba enfrascada en una lucha tenaz para impedir la construcción de una hidroeléctrica que desplazaría a cientos de miembros de los Lenca de sus territorios, situados a unos 300 kilómetros de Tegucigalpa, la capital hondureña.

¿Habrá justicia para Berta Cáceres? Es posible, incluso aunque el gobierno tenga que buscar un chivo expiatorio, pues la mayoría de la población y sus organizaciones dudan de que los verdaderos asesinos sean apresados alguna vez.