mujeresenmarcha

cuba

MMM en Cuba recuerda a Fidel y coordina acciones para próximo año

Escrito por mujeresenmarcha 22-12-2016 en Fidel Castro. Comentarios (0)

Mariela Pérez Valenzuela

Un análisis de las acciones emprendidas por el Capítulo Cubano de la Marcha Mundial de Mujeres (MMM) durante este año, así como la coordinación de las que se ejecutarán en 2017 ocuparon la atención este miércoles de representantes de las organizaciones que lo integran, y cuya coordinación nacional preside la Federación de Mujeres Cubanas (FMC).
Representantes del Instituto de Filosofía, la Editorial de la Mujer, el centro Martin Luther King, entre otros, coincidieron en fortalecer el plan anual  a partir de las iniciativas de las organizaciones que forman parte del Capitulo Cubano.
En ese sentido Yohana Lezcano, educadora popular del centro Martin Luther King, propuso organizar  una acción para recordar a la líder indígena y ambientalista hondureña Berta Cáceres, asesinada el 3 de marzo en el interior de su vivienda, ubicada en el sector La Esperanza, departamento del Intibucá, del sur-occidente del país. Una semana antes de su muerte, Cáceres, activa luchadora por la justicia social, había denunciado el asesinato de cuatro dirigentes indígenas de la comunidad lenca, a la que también pertenecía.
Elpidia Moreno, Coordinadora Nacional de la MMM, se refirió a la celebración el 24 de abril próximo de la acción global  “24 horas de acción feminista” y dijo que  aun cuando queda por definir el lugar de la actividad nacional, ese día en cada provincia del país se desarrollarán acciones simultáneas, apegadas a la identidad construida por la Marcha como un movimiento cuya lucha se resume en alcanzar un mundo fundado en la igualdad, la libertad, la solidaridad, la justicia y la paz.
Ese día fue elegido para las “24 horas de acción feminista” en recordación a la masacre del edificio Rana Plaza, ocurrido en 2013 en Bangladesh, India, donde murieron o resultaron heridas cientos de trabajadoras del sector textil, tras derrumbarse la edificación.
Entre las acciones a desarrollar en el 2017 resaltan también la celebración en el mes de octubre del día de la Mujer Rural (día15) y por la Soberanía Alimentaria (el 16).
Moreno se refirió, además, a la Declaración de la MMM en la décima reunión internacional, celebrada en Maputo, Mozambique, en octubre pasado,  en la que las mujeres señalan: “Nos oponemos a las multinacionales que destruyen la naturaleza, explotan nuestros cuerpos y amenazan nuestra salud…”.
En el encuentro, al que asistieron delegadas de 40 países, se solidarizaron con aquellas que sufren prisión, tortura, soportan violencias atroces y que en los conflictos armados son vendidas, violadas y asesinadas.
Trascendió en el encuentro que el blog Mujeresenmarcha, una iniciativa del Capítulo Cubano para reflejar la lucha de ese sector social  a nivel regional y en el mundo, dedicó un espacio importante a homenajear al líder de la Revolución cubana Fidel Castro Ruz, en tanto se publicaron varios mensajes de condolencia y aliento de  organizaciones femeninas recibidos tras su fallecimiento el 25 de noviembre último.
Mariela Pérez, periodista de la editorial de la Mujer, explicó que recientemente se envió a la Coordinación de la Marcha en Venezuela un mensaje repudiando la agresión a la canciller venezolana Delcy Rodríguez, ocurrida en Buenos Aires,  y precisó que el Capítulo Cubano se ha solidarizado con la situación de las mujeres en Argentina tras la llegada al gobierno del derechista Mauricio Macri, la arbitraria detención de la activista Milagro Sala, así como contra la destitución de la ahora expresidenta de Brasil Dilma Rousseff.

Fidel en las mujeres
Emotivo resultó en la reunión escuchar el sentimiento de dolor que experimentaron dos jóvenes cubanas,  tras conocer el fallecimiento del líder de la Revolución.
“Los jóvenes teníamos que hacer algo ese fin de semana, por eso de forma espontánea empezamos a caminar  a lo largo de la calle 23, en El Vedado capitalino, y se nos fueron uniendo otras personas con flores, banderas, fotos de Fidel y Che”, relató Yohana, quien junto a Paula
Companioni, del Instituto de Filosofía, viajó después a la oriental provincia de Santiago de Cuba, donde – recuerda esta última- fue muy emocionante ver al pueblo conmovido, llorando al Comandante en Jefe.
A Santiago de Cuba, donde hoy reposan sus cenizas, fueron mujeres de varios países como Brasil, Guatemala, Alemania, Estados Unidos,
comentó Yohana.  Ahí estábamos con banderas cubanas y también  con la de la Marcha Mundial de Mujeres cuando llegó la caravana,  y participamos en el multitudinario acto de masas celebrado en la Plaza Antonio Maceo, en el que habló el presidente Raúl Castro Ruz.
Durante el encuentro sostenido este miércoles en la sede de la FMC, fueron proyectados dos videos que recogen esos momentos inolvidables para el pueblo y que dan fe de la admiración, el cariño y el respecto que sienten las/los jóvenes por su líder histórico.
Amor que se resume en las palabras expresadas por muchos de ellos cuando en un improvisado pequeño barco, confeccionado con papel, colocaban flores que luego fueron depositadas en el  mar, en el malecón de La Habana. Fidel es Cuba, Fidel es Revolución, es futuro, es internacionalismo, Fidel es Fidel, dijeron quienes allí se reunieron en otro homenaje popular a quien devolvió la dignidad al pueblo cubano hace casi seis décadas.



Jóvenes cubanos recuerdan a Fidel

Escrito por mujeresenmarcha 29-11-2016 en . Comentarios (0)

Mariela Pérez Valenzuela

Jóvenes cubanos rindieron homenaje este 28 de noviembre en todo el país al líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro Ruz.  Aunque todos ellos nacieron en los años 80 y 90 del siglo pasado conocen muy bien la historia de este gran hombre, que siendo muy joven decidió dedicar su vida a luchar por un país libre, independiente, en el que sus niños, niñas  y adolescentes vivieran sin preocupaciones, sin tener que trabajar para ayudar al sustento familiar, con acceso a la educación, a la salud, a la cultura y al deporte de forma gratuita y sin discriminación.



Muchachas y muchachos reconocen en Fidel al hombre noble, humano, justo, solidario, al deportista, al revolucionario eterno. Así lo trasmitieron a Mujeres mientras hacían largas filas para rendirle tributo en el memorial José Martí en la Plaza de la Revolución o a la salida de este emblemático lugar, donde junto a la foto del Comandante en Jefe y las ofrendas florales del Partido Comunista de Cuba y del pueblo, a uno de sus lados se halla el concepto de Revolución expresado por el guía de los cubanos el primero de mayo del año 2000.

“Lo recordaré por sus nobles acciones, por su empeño y su dedicación para que los jóvenes fuéramos felices; por sus valores, por sus enseñanzas”, expresó a esta publicación Rocío Sánchez, estudiante del preuniversitario Saúl Delgado, ubicado en el vedado capitalino.

Junto a Rocío, Julio Gerardo Hum, también estudiante de Pre expresó: “Pensaré en él vivo porque es la manera de sentirlo junto a nosotros, los más jóvenes”.

“No podía faltar hoy a la Plaza de la Revolución para rendirle tributo, mis padres me enseñaron a quererlo y gracias a él soy ingeniero, manifestó el joven Denis Gutiérrez mientras luce con tristeza y orgullo a la vez un pullover con la imagen del Comandante en Jefe.

Estudiantes de otros países que estudian en Cuba diferentes carreras universitarias también se dieron cita en el Memorial para darle no un adiós, sino un hasta luego al Comandante en Jefe. La coreana Ri Jihyang dice que lleva a Fidel en su pecho. “Fidel desapareció físicamente pero los coreanos lo recordaremos como ejemplo de revolucionario”.

“Fidel es un líder que pasará a la historia como uno de los hombres más grandes de la Humanidad”, “Vengo de Angola y estudio Medicina en este país, por ello le agradezco tanto a Fidel Castro”; “Su sonrisa es inolvidable, lo recordaré rodeado de jóvenes”; “La mejor manera de homenajearlo es haciendo el bien”; “Nos devolvió la confianza a los cubanos”,  son solo una muestra de los testimonios de los jóvenes recogidos por Mujeres.

Para estos jóvenes,  algunos de ellos estudiantes, profesionales, obreros y trabajadores del sector no estatal, estos días tristes serán inolvidables, pero también momentos para crecerse, para reflexionar, para pensar en todo lo que puede hacer la juventud para consolidar la Revolución que les dejó en herencia Fidel a ellos, a sus padres y abuelos y a las generaciones por venir.

Mensaje de Fidel a los Jóvenes Cubanos

Durante 57 años, dos generaciones de cubanos, la que nos precedió y la nuestra, que dirigió ambas desde el Primero de Enero de 1959 hasta hoy, hemos luchado contra el más poderoso imperio que ha conocido la humanidad.

No albergo temor alguno de parecer exagerado, lo digo con modestia, e incluso pena. Duele ver como cientos de millones de jóvenes en el mundo no pudieron siquiera aprender a leer y escribir, o son semianalfabetos, o carecen de trabajo e ignoran todo lo que se refiere a los derechos inalienables del ser humano.

Un colosal crimen se comete con miles de millones de adolescentes y jóvenes de ambos sexos, cuyas maravillosas inteligencias son manipuladas por los medios masivos de información, e incluso muchos de ellos, fundamentalmente varones, son convertidos en soldados para morir en guerras injustas y genocidas que se llevan a cabo en cualquier parte del planeta Tierra.

El sistema económico que ha prevalecido es incompatible con los intereses de la humanidad. Debe cesar y cesará.

Las nuevas generaciones de jóvenes cubanos harán llegar su mensaje, que nació de la experiencia vivida por su Patria, cumplirán un deber sagrado que le impuso la época que les correspondió vivir. Lo harán con humildad y con la verdad en la mano, sin la estúpida creencia en superioridades raciales o nacionales de índole alguna.

Me he preguntado muchas veces: ¿Por qué tienen que morir nuestros niños y nuestros adolescentes?

¿Por qué tienen que morir nuestros jóvenes?

¿Por qué tienen que desaparecer las inteligencias donde tantas virtudes podrían sembrarse y cultivarse?

¿Por qué tienen que morir sus padres en guerras fratricidas?

Imaginen que el sitio Web Global Research no merece crédito alguno; que la teoría de Gregory Ryskin, ingeniero bioquímico de la Universidad Northwestern, sobre la burbuja de metano que el articulista Terrence Aym asoció al derrame petrolero de la British Petroleum en el Golfo de México, no merece atención alguna y nos invitan a dormir tranquilos.

En el Global Research se publicó la única explicación posible del hundimiento del Cheonan, un sofisticado buque antisubmarino capaz de detectar una nave de este tipo a 185 kilómetros de distancia. Obviamente, no podía ser hundido por un viejo submarino de fabricación rusa, construido hace más de 50 años.

Nosotros preferimos aferrarnos a la esperanza de que los razonamientos empleados en la Reflexión que se publicará el martes 3 de agosto, se ajusten a la realidad.

De lo contrario, el otro peligro de que una guerra estalle, que de inmediato se volverá nuclear, sería la única alternativa, y por lo tanto, este mensaje se volverá más importante que nunca.

Ni siquiera existe una posibilidad en mil, en diez mil, en cualquier cifra que se desee, de que Estados Unidos o Israel renuncien a las sanciones ya establecidas por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, con límites rigurosos de tiempo, ni de que Irán acepte que sus barcos sean inspeccionados.

Un ciego lo vería con claridad meridiana.

No nos rendiremos, ni le permitiremos al imperio engañar al mundo.


FMC expresa dolor por la desaparición física de Fidel

Escrito por mujeresenmarcha 29-11-2016 en FMC. Comentarios (0)


MENSAJE DE LA FEDERACION DE MUJERES CUBANAS

La  Habana,  26 de noviembre de 2016.

“Año 58 de la Revolución”

Querido Fidel:

Inmenso es el dolor que nos embarga desde que conocimos en voz de nuestro Presidente, - a quien entregaste el batón para que siguiera conduciendo la Revolución-,  de tu deceso. Pero igual que aquel 23 de agosto de 1960, cuando se constituyó la Federación de Mujeres Cubanas, estás entre nosotras, quienes somos beneficiarias y protagonistas de esta gran obra, que con tanta sabiduría tú lideraste a pesar de los grandes retos y desafíos que  nos ha impuesto el devenir histórico.

¡“Cuántos nobles y profundos sentimientos desearíamos transmitirte en esta fecha, pero el que más te debemos, el que desearíamos hacerte llegar con todo nuestro amor, es el de la gratitud infinita de cada mujer cubana, que alcanzó el lugar social que tu reivindicaste para nosotras con tu visionario proyecto de futuro que es ya presente!” expresó nuestra eterna Presidenta Vilma Espín en ocasión de tu 70 cumpleaños.

En este difícil momento, ratificamos que seguiremos siendo  una Revolución dentro de la Revolución, -como  afirmaste-, con la convicción de que continuarás guiándonos en la gran batalla por salvaguardar nuestra soberanía e independencia.

La lucha por la defensa de los derechos de las cubanas, por su emancipación como seres humanos plenos, que constituyó  prioridad de tu inagotable quehacer, seguirá estando en el centro de la labor de nuestra Organización femenina.

Que hubiese sido de Cuba, de su pueblo, de sus mujeres sin tu guía, sin tu sabia infinita, sin tu pensamiento genuino, auténtico, sin tu  clara visión, sin tu vocación humanista. No existen palabras para expresarte nuestro agradecimiento por tu dedicación, por tus horas de insomnio, por tu perseverancia y por habernos inculcado la  seguridad en la victoria. 

 

Gracias Fidel por tus enseñanzas, por tu ejemplo y tu confianza en el liderazgo indiscutible de las mujeres. ¡No te fallaremos jamás!, y junto a Raúl seguiremos adelante en la construcción de nuestro Socialismo. 

En esta hora de dolor patentizamos nuestro compromiso de ¡Patria o Muerte!, Comandante en Jefe: ¡Ordene! 

¡Hasta la Victoria Siempre!

Las cubanas: Somos la Revolución


En mi memoria

Escrito por mujeresenmarcha 28-11-2016 en . Comentarios (0)

Mariela Pérez Valenzuela



Fidel ha muerto, me dijo a través del teléfono una voz temblorosa y sumergida en un llanto profundo.  Era mi madre. Sabía que irremediablemente tenía que suceder más tarde o más temprano, pero no estaba preparada para ello.  Mis padres y mis abuelos me enseñaron a quererlo, a respetarlo, y de la misma forma le trasmití ese cariño inmenso por Fidel a mi hijo.

A mi memoria regresa la primera vez que lo vi en el Aeropuerto Internacional José Martí, adonde acudió con su impecable uniforme verde olivo, compañero de tantas batallas, para recibir a una brigada de colaboradores de la salud cubanos. Corrían los años 90. Los periodistas no sabíamos que estaba allí, a pocos metros de nosotros.

Mi abuela Nana no exageró cuando me lo describía gigante, con una piel rosada, hermosa. Así lo recordaba ella cuando entró a La Habana en enero de 1959 y miles de cubanos lo esperaban triunfante, vencedor, junto a otros hermanos de lucha. Así lo distinguí yo también: gigante, impresionante.

Recién graduada, trataba de hacer hasta lo imposible para que nadie se percatara que la grabadora se resbalaba entre mis manos que me sudaban sin control cuando sorpresivamente lo tuve frente a mí, junto a otros tres colegas.

Conversaba con nosotros con una voz muy bajita, hablaba con orgullo de los galenos, de las condiciones difíciles que encontraron en Centroamérica, de cuanto trabajaron y cuántas vidas salvaron.

A Fidel lo recordaré siempre así: grande, invencible, digno, revolucionario cabal, el más humano, justo e íntegro de los hombres. Por esa y muchas otras razones Fidel siempre fue y será simplemente Fidel.


Cuba despide con dolor y compromiso al Comandante en Jefe Fidel Castro

Escrito por mujeresenmarcha 28-11-2016 en . Comentarios (0)

Mariela Pérez Valenzuela (texto y fotos)

Tras un fin de semana silencioso y entristecido, tremendamente gris, Cuba despertó este 28 de noviembre con el alma sobrecogida para decir al Comandante en Jefe ¡Hasta la victoria Siempre, Fidel!



Al filo del mediodía decenas de miles de personas habían rendido tributo al líder de la Revolución cubana en el memorial José Martí, en la histórica Plaza de la Revolución,  donde se respiran sentimientos de dolor y compromiso con la patria.
Tres salas fueron  habilitadas en el Memorial para rendir homenaje al Comandante en Jefe. En cada una de ellas hermosas ofrendas florales del Partido Comunista de Cuba y del pueblo acompañan una foto impresionante del revolucionario cabal, de ideas nobles, justas; sin duda una de las figuras más relevantes del siglo XX.
Familias con sus pequeños hijos, algunos cargados en brazos, llevados en coches y otros un tanto más grandes con sus uniformes de pionero esperaban desde muy temprano en las afueras de la Plaza de la Revolución para ingresar al Memorial.

Fue en uno de esos momentos de espera en que Mujeres conversó con Yilian Contis y Amílcar Rivera, un joven matrimonio que aguardaba con sus pequeños Camilo, de tres años y Damián, de siete, quienes sujetaban muy fuerte una bandera cubana.

“Queremos estar presentes en la Plaza para inculcarles a nuestros hijos el amor a la Patria, para que recuerden a Fidel por el esfuerzo y sacrificio que hizo por todos nosotros. Es lo menos que podemos hacer”, expresó Yilian, en tanto Amílcar dijo que al Comandante quiere recordarlo “optimista, conversador, sonriente, maestro y guía de todos los cubanos”.

Vivas al Comandante, “Siempre en nuestros corazones”, y otras expresiones de amor y respeto se escuchan en las afueras de la Plaza y en las tres salas mientras cubanas y cubanos pasan respetuosamente para rendirle homenaje. Muchas personas, algunas de edad avanzada, pero otras muy jóvenes lloran desconsoladas.



“Se nos fue nuestro Comandante, hemos perdido a lo más grande que tiene Cuba, mi’ja”, dice emocionada a esta publicación Enriqueta Caballero, quien con 77 años y acompañada por su bastón advierte a esta periodista: “Vine sola, pero que menos puedo hacer por Fidel, que tanto ayudó a los pobres”,  en tanto recuerda que “antes del triunfo de la Revolución en enero de 1959 me desalojaron de mi humilde casa y luego vino Fidel y me dio una más linda”.

A Fidelia Arencibia sus padres le cambiaron el nombre en agradecimiento a todas las obras nobles que Fidel hizo por el pueblo. “Yo me llamaba Virgen Verónica. Un día, durante la dictadura de Fulgencio Batista (1952-1959) los soldados llegaron a mi casa y nos golpearon a mi mamá y a mí. A mi papá intentaron ahorcarlo porque era revolucionario. Yo solo tenía tres años, y esa imagen siempre la tengo presente”.
“Hoy siento un dolor muy grande porque Fidel lo es todo para este pueblo, por esa razón aunque hoy lo lloramos siempre estará presente en los corazones no solo de los cubanos, sino de los revolucionarios del mundo entero. Fidel es inspiración y tenemos el compromiso de darle continuidad a su obra”.

Hasta las 22.00 horas de este lunes y mañana hasta las 12.00 del mediodía el pueblo de Cuba rendirá homenaje póstumo a Fidel en la Plaza de la Revolución y en los distintos puntos habilitados en las provincias del país.

También fueron capacitados mil 60 locales en el territorio nacional para que los cubanos y cubanas suscriban de manera voluntaria el juramento de ser fieles y seguidores del concepto de Revolución, expresado por el líder histórico de la Revolución cubana el Primero de mayo de 2000.

Fidel expresó entonces que “Revolución es sentido del momento histórico; es cambiar todo lo que debe ser cambiado; es igualdad y libertad plenas; es ser tratado y tratar a los demás como seres humanos; es emanciparnos por nosotros mismos y con nuestros propios esfuerzos; es desafiar poderosas fuerzas dominantes dentro y fuera del ámbito social y nacional; es defender valores en los que se cree al precio de cualquier sacrificio; es modestia, desinterés, altruismo, solidaridad y heroísmo; es luchar con audacia, inteligencia y realismo; es no mentir jamás ni violar principios éticos; es convicción profunda de que no existe fuerza en el mundo capaz de aplastar la fuerza de la verdad y las ideas. Revolución es unidad, es independencia, es luchar por nuestros sueños de justicia para Cuba y para el mundo, que es la
base de nuestro patriotismo, nuestro socialismo y nuestro internacionalismo”.

A la Revolución dedicó su vida entera; sus noventa años de vida  junto a los cubanos, esos millones que hoy juran ser fieles continuadores de sus ideales y principios.