mujeresenmarcha

Por la igualdad de derechos de la mujer

Rumbo al decimo encuentro internacional de la Marcha Mundial de Mujeres, en 2016, las mujeres organizan e intensifican sus acciones, a la vez que construyen sus identidades

Mujeres cubanas apoyan a presidenta de Brasil

Escrito por mujeresenmarcha 16-04-2016 en Resistencias comunes. Comentarios (0)
HOY EN LA MAÑANA  EN UN ACTO DE  SOLIDARIDAD  CON BRASIL  LA FEDERACION DE MUJERES CUBANAS , COORDINADORA DE LA MARCHA MUNDIAL DE MUJERES  TRANSMITIO AL MUNDO ESTE MENSAJE QUE ADJUNTO,  PARTICIPARON REPRESENTANTES DE LAS O RGANIZACIONES DEL CAPITULO CUBANO DE LA MARCHA.

Este viernes en un acto de solidaridad con Brasil, la Federación de Mujeres Cubanas, Coordinadora de la Marcha Mundial de Mujeres (MMM) trasmitió al mundo este mensaje. Participaron representantes de las organizaciones del Capítulo cubano de la Marcha.


  Las mujeres cubanas, herederas de las más fieles tradiciones heroicas de  América y Caribe, nos solidarizamos  con  todas  las causas nobles y justas del mundo.

Hoy, están proliferando en la región acciones de diferentes connotaciones políticas, económicas y sociales que responden a un plan de desestabilización de la izquierda y los movimientos progresistas. 

Ante esta  situación que vive  América, las cubanas apoyamos  a los pueblos que  luchan por mantener un gobierno de  izquierda  y progresista. Desde la tierra de  Martí, de Fidel y Raúl continuaremos condenando las políticas dictatoriales, las guerras  y  fines  neoliberales de gobernantes y seguidores a sueldo,  que solo favorecen a los más ricos.

La situación  política por la que atraviesa el  hermano pueblo de Brasil  es también  nuestra causa. Por medio de artimañas, quieren arrebatarle el poder a un gobierno  legítimo, elegido por el voto mayoritario de las y los brasileños. El mandato de Dilma Rousseff molesta a las élites, porque ha priorizado a los más pobres, a los que no tienen, a quienes ha llevado por primera vez programas sociales en gran escala.

Las mujeres de nuestra región tenemos la urgente responsabilidad de unirnos hoy más que nunca para impedir que se desarticule la integración de nuestros pueblos que ha costado infinitas pérdidas humanas. Una vez más, la patria americana nos convoca. Respondamos al legado histórico que nos dejó Vilma, Manuela Sáenz y otros ejemplos de  mujeres, que en la etapa que les tocó vivir entregaron su  inteligencia, su fuerza y empuje. Mantengamos sus sueños y esperanzas de  batallar por un mundo mejor.

Las iniciativas regionales, que se mantienen como  ejemplo  eficaz de  integración latinoamericana (ALBA, MERCOSUR, UNASUR y la CELAC) no podrán ser detenidas  por ninguna fuerza imperial; sobra en cada nación, en cada hermano y hermana, el coraje para construir una América nueva, sin explotados  ni explotadores, como lo soñara José Martí, Héroe Nacional de  la Independencia de Cuba.

Desde nuestro pueblo que ha resistido por más de 50 años las amenazas y  las más crueles acciones del imperialismo, reafirmamos el compromiso  de solidaridad con el gobierno democrático de Brasil y nuestro más firme apoyo a su presidenta, Dilma Rousseff.

Seguiremos construyendo alternativas para la integración, seguiremos luchando por una  América de paz, más justa y equitativa. Nos levantaremos cada día para emprender un nuevo camino de batalla. Las mujeres de América somos parte de estos pueblos guerreros: ni nos cansamos ni nos rendimos.


"No quiero que una diputada como Milagro Sala esté presa", dijo ex mandataria de Argentina

Escrito por mujeresenmarcha 14-04-2016 en Milagro Sala. Comentarios (0)

De la prensa internacional

La exmandataria de Argentina, Cristina Fernández, expresó este miércoles su deseo de que los argentinos vuelvan a ser felices y que recuperen su libertad, en un país donde no sigan aconteciendo las calamidades que han surgido en tan solo 120 días, en los que incluso una luchadora como Milagro Sala está encarcelada sin saber de qué se le acusa.


"No quiero que una dirigente como Milagro Sala esté encarcelada sin que se sepa de qué se la acusa", expresó la expresidenta ante cientos de argentinos que la acompañaron a las a fueras de los Tribunales tras entregar su declaración escrita en el marco de la investigación que se adelanta en su contra por presunta malversación del dólar a futuro.

Según nota de Telesur, Fernández se preguntó ¿De qué se le acusa a Milagro Salas? aún nadie lo sabe o por lo menos la justicia no lo ha dejado claro.

Por su parte, Sala quien es diputada del Parlasur y dirigente de la Organización Tupac Amaru, envió el pasado martes una carta a la exmandataria Fernández, en la que expresó su solidaridad con ella por las acusaciones que enfrenta ante un supuesto lavado de dinero.

En esa carta, Sala le recomendó que mire a los ojos a los jueces, debido a que "no pueden sostener la mirada, ni frente a vos ni frente a sus hijos ni frente a su familia, son unos hipócritas y unos cobardes".

En la misiva la diputada del Parlasur condenó las actuaciones de la derecha argentina: "te quieren meter presa por darnos dignidad a los argentinos, por haber sido la mejor Presidenta de la historia, por enfrentar a los poderosos que hoy quieren saquear a nuestra Patria y transferir las riquezas a sus sociedades en el extranjero", sostuvo.


Cristina Fernández propone frente ciudadano contra políticas neoliberales

Escrito por mujeresenmarcha 14-04-2016 en Resistencias comunes. Comentarios (0)

De la prensa internacional

La expresidenta de Argentina, Cristina Fernández, instó este miércoles a los argentinos a conformar un frente patriótico integrado por toda clase de ciudadano, sin tomar en cuenta religión ni preferencia política, que se encargue de exigirle al Congreso los derechos de las conquistas adquiridas.




“Yo creo que ese frente debe agruparse y reclamar porque hay cosas que son de la órbita del poder ejecutivo pero siempre el poder legislativo es el contralor, por lo menos eso es lo que siempre me dijeron en mi gestión”, dijo Fernández ante su pueblo tras comparecer en los tribunales por la presunta malversación del dólar a futuro durante el último año de su Gobierno.

La exmandataria alertó que la actual clase política en el poder en Argentina intenta plantar una causa penal para privarla de la libertad sobre una falsa denuncia en la que el juez a cargo comete prevaricato.

Esta mañana se presentó en el juzgado de Claudio Bonadio, el llamado juez antiK, en los tribunales de Comodoro Py por la causa sobre presuntas irregularidades en la venta por el Banco Central de dólar a futuro.

Lo hizo en medio de una multitudinaria movilización popular de apoyo calculada en más de 200 mil personas que desafió la fría lluvia de un temporal y se apostó frente a la sede judicial, al tiempo que caravanas vehiculares recorrieron la capital argentina.

En una carta de descargo leída y entregada a Bonadio, Cristina Fernández sostiene que "esta hipótesis de asociación ilícita, construida capciosamente por el magistrado, es otra muestra de la arbitrariedad con que ha procedido".

Revela además -inicia la exgobernante el descargo- "la intención del Gobierno con la colaboración imprescindible del Poder Judicial de 'plantar', a quien suscribe, una causa penal que me prive de la libertad".

"Cada vez que un Movimiento Político de carácter Nacional y Popular fue derrocado o finalizó su mandato, las autoridades que lo sucedieron utilizaron en forma sistemática la descalificación de sus dirigentes", continúa el documento.

Le atribuyeron -añade- "la comisión de graves delitos, siempre vinculados con abusos de poder, corrupción generalizada y bienes mal habidos".

Manifiesta que "sólo a través de un ejercicio abusivo del poder jurisdiccional esta causa pudo ser llevada adelante".

Considera "sorprendente en términos judiciales, que haya sido citada a prestar declaración indagatoria cuando no existe ninguna mención, y mucho menos imputación en mi contra, ni en la denuncia efectuada por los legisladores oficialistas (Mario) Negri y (Federido) Pinedo".

Desde el orden legal, Cristina Fernández recalca que tampoco se respetó el principio acusatorio ni de congruencia que debe existir para habilitar una investigación.

Afirma que las operaciones del Banco Central estuvieron dentro de las normas y la legalidad en el marco de las políticas establecidas por su Gobierno en busca de "la estabilidad monetaria, la estabilidad financiera, el empleo y el desarrollo económico con equidad social".

En su descargo, la exmandataria asevera que su administración siempre buscó proteger el valor de la moneda, ya que su depreciación produciría los efectos más desfavorables sobre la actividad económica en general, como está sucediendo ahora, recalca.

"Puede afirmarse que, por lo menos en este capítulo no nos hemos equivocado y las consecuencias están a la vista".

A continuación relata que desde diciembre de 2015 a la fecha se vive una estampida imparable de los precios, la desocupación, el aumento de la inflación, la pobreza y la caída de la actividad económica y comercial.

Eso es el resultado -precisa- de los efectos de una "maxidevaluación" llevada a cabo por las autoridades del gobierno actual de manera brutal.

"El (actual) Gobierno no cuida a los argentinos. Tampoco parece preocuparse por ellos, ni por el dolor, angustia e incertidumbre que hoy están viviendo", remarca la expresidenta quien estima la denuncia es una maniobra política y electoralista con cobertura mediática.

Al cierre del descargo escrito, denuncia que la actual administración intentó con una corrida judicial una devaluación, forzaron la salida del presidente del Banco Central -Alejandro Vanoli también imputado- y devaluaron.

"Ahora, con la complicidad judicial, pretenden colocarnos ante la opinión pública como culpables de los efectos de las medidas y decisiones que ellos adoptaron".

"Finalmente el Gobierno de las excusas -como todo en la vida- tiene un límite: la responsabilidad de los propios actos y el juicio inevitable de la historia".

Al salir de los tribunales, se dirigió a la multitud que la aclamaba y les manifestó: "Me pueden citar 20 veces más o meterme presa, pero no me van a callar".


Berta Cáceres, crimen político

Escrito por mujeresenmarcha 05-04-2016 en Resistencias comunes. Comentarios (0)

Por: Ignacio Ramonet

Se llamaba Berta. Berta Cáceres. El 4 de marzo pasado iba a cumplir 43 años. La víspera, la mataron. En Honduras. Por ambientalista. Por insumisa. Por defender la naturaleza. Por oponerse a las multinacionales extractivistas. Por reclamar los derechos ancestrales de los Lencas, su pueblo indígena.



A la edad de 20 años, siendo estudiante universitaria, Berta había fundado el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) que hoy reune a unas doscientas comunidades nativas y se ha convertido en el movimiento ecológista más ofensivo.

El régimen hondureño, nacido de un golpe de Estado, ha cedido el 30% del territorio nacional a transnacionales mineras e hidroeléctricas. Hay decenas de megapresas en construcción y más de 300 empresas extractivistas que saquean el territorio mediante la corrupción gubernamental. Pero el COPINH ha conseguido detener la construcción de embalses, paralizar proyectos de deforestación, congelar explotaciones mineras, evitar la destrucción de lugares sagrados y obtener la restitución de tierras expoliadas a las comunidades indígenas.

Por eso, en la madrugada del pasado 3 de marzo, mientras dormía, dos sicarios de unos escuadrones de la muerte se introdujeron en su vivienda de la ciudad La Esperanza y asesinaron a Berta Cáceres.

Se trata de un crimen político. Desde que, en junio del 2009, el presidente constitucional de Honduras Manuel Zelaya fue derrocado por un golpe de Estado -contra el que Berta protestó con inaudito coraje, encabezando las manifestaciones contra los golpistas-, este país se ha convertido en uno de los más violentos del planeta y en un paraíso para las grandes transnacionales depredadoras y para las organizaciones criminales.

En ese contexto, el régimen de Juan Orlando Hernández[i][i] y la oligarquía hondureña siguen asesinando impunemente a quienes se oponen a sus atropellos. En estos últimos siete años, decenas de dirigentes campesinos, líderes sindicales, militantes de movimientos sociales, defensores de los derechos humanos, periodistas rebeldes, educadores y ambientalistas han sido exterminados. Con total impunidad. Nada se investiga, nada se aclara. Nadie es sancionado. Y los medios dominantes internacionales (tan dispuestos a poner el grito en el cielo al menor desliz que pudiera cometerse en Venezuela) apenas mencionan ese horror y esa barbarie[ii][ii].

El mismo día en que mataron a Berta Cáceres, la ONG Global Witness, de Londres, denunció que Honduras es « el país más peligroso del mundo para los activistas del medio ambiente »[iii][iii]. De los 116 asesinatos de ecologistas que hubo en el planeta en 2015, casi las tres cuartas partes se produjeron en Latinoamérica y la mayoría de ellos en Honduras, uno de los países más empobrecidos del continente[iv][iv].

En 2015, Berta Cáceres recibió el más prestigioso galardón internacional ecologista, el Premio Goldman, el « Nobel verde », por su resistencia contra la construcción de un megaembalse hidroeléctrico que amenaza con expulsar de sus tierras a miles de indígenas.

Con su audaz lucha, Berta conseguió que la empresa de propiedad estatal china Sinohydro, la mayor constructora de embalses hidroeléctricos del planeta, y un organismo ligado al Banco Mundial dieran marcha atrás y retiraran su participación en la construcción del embalse de Agua Zarca, sobre el río Gualcarque, río sagrado de los Lencas en la sierra de Puca Opalaca. Movilizadas por Berta y el COPINH, las comunidades indígenas bloquearon el acceso a las obras durante más de un año… Y consiguieron que algunos de los intereses empresariales y financieros más poderosos del mundo renunciaran a involucrarse en el proyecto. Esa victoria fue también la causa más directa del asesinato de Berta.

Impulsada por la empresa hondureña DESA (Desarrollos Energéticos Sociedad Anónima) con aporte financiero del Banco Ficohsa (Financiera Comercial Hondureña SA) que recibió fondos del Banco Mundial (BM), la construcción del megaembalse de Agua Zarca se inició en 2010. El proyecto cuenta con el apoyo financiero del Banco Centroamericano de Inversión Económica (BCIE), y de dos instituciones financieras europeas : el Banco holandés de desarrollo, Nederlandse Financierings-Maatschappij voor Ontwikkelingslanden NV, (FMO) y del Fondo Finlándés para la Cooperación Industrial (FINNFUND)[v][v]. También está involucrada la empresa alemana Voith Hydro Holding GmbH & Co. KG, contratada para la construcción de las turbinas. Todas estas empresas tienen una responsabilidad en el asesinato de Berta Cáceres. No pueden lavarse las manos.

Porque tanto. los ambientalistas como el pueblo Lenca defienden un derecho legítimo.  Denuncian la violación del Convenio 169 « sobre pueblos indígenas y tribales » de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)[vi][vi], firmado por Honduras en 1995, porque no ha existido una Consulta Previa Libre e Informada (CPLI) de las personas afectadas por el megaembalse, como lo exige igualmente la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas (2007)[vii][vii].

Berta sabía que era una mujer marcada para morir. Había sido amenazada en numerosas ocasiones. Estaba en la mira de los escuadrones de la muerte, sicarios de los amos de Honduras. Pero ella solía decir: “Nos tienen miedo porque no les tenemos miedo.[viii][viii]” Cuando recibió el Premio Goldman le preguntaron si ese galardón podía constituir un escudo de protección, y respondió : « El gobierno trata de vincular los asesinatos de defensores ambientales con la violencia común, pero hay suficientes elementos para demostrar que existe una política planificada y financiada para criminalizar la lucha de los movimientos sociales. Ojalá me equivoque, pero creo que, en lugar de disminuir, la persecución contra las y los luchadores va a recrudecer.” No se equivocó[ix][ix].

La presa de Agua Zarca se sigue construyendo. Y los que se oponen a ello siguen siendo asesinados sin miramientos como lo acaba también de ser -diez días después del asesinato de Berta- el líder ambientalista hondureño Nelson García[x][x].

Los mismos que mataron a Gandhi, a Martin Luther King, a Monseñor Romero y a Chico Mendes le cortaron la vida a Berta, maravillosa flor de los campos de Honduras. Pero no silenciarán su lucha. Como dice Pablo Neruda : « Podrán cortar todas las flores, pero no podrán detener la primavera[xi][xi] ».

Ignacio Ramonet. Catedrático y periodista español residente en Francia, donde dirigió la revista Le Monde Diplomatique. Es el autor del libro “Cien horas con Fidel”.

Tomado del sitio digital Cubadebate