mujeresenmarcha

Por la igualdad de derechos de la mujer

Rumbo al decimo encuentro internacional de la Marcha Mundial de Mujeres, en 2016, las mujeres organizan e intensifican sus acciones, a la vez que construyen sus identidades

¿Quién mató a Berta Cáceres?: asesinato político sin resolver en Honduras

Escrito por mujeresenmarcha 28-03-2016 en . Comentarios (0)

Mariela Pérez Valenzuela

Las organizaciones populares de Honduras mantienen una estricta vigilancia sobre las presuntas investigaciones del gobierno de Juan Orlando Hernández en el caso del asesinato de la activista social Berta Cáceres, el pasado día 3, cuando pistoleros penetraron en su hogar de la comunidad La Esperanza y la tirotearon mientras dormía.



Hasta ahora, sin embargo, la justicia hondureña afirma que tiene detenidos a un eventual sospechoso, y dos causas del asesinato, respuestas que causan enorme insatisfacción en quienes conocieron y compartieron con la luchadora del medio ambiente y la protección de los ríos de la comunidad Lenca, a la que pertenecía, contra grandes constructoras de hidroeléctricas.

La realidad dice otra cosa: en los últimos días, luego de la muerte de la valerosa mujer de 43 años y madre de cuatro hijos, otro defensor de los pueblos indígenas, Nelson García, también fue ultimado por desconocidos frente a la casa de su suegra, en el poblado Río Chiquito, luego de protestar por desalojos en comunidades autóctonas.

Analistas consideran que los dos asesinatos fueron ejecutados por Escuadrones de la Muerte organizados en Honduras bajo la mirada impávida del gobierno, y que sus ejecutores ya están en otra nación fronteriza. En los últimos años, 113 luchadores sociales, defensores de la Naturaleza y contra las compañías extranjeras, corrieron igual suerte.

En sus averiguaciones, el gobierno solicitó ayuda a su par de Estados Unidos, que envió un equipo de dos miembros del Buró Federal de Investigaciones que, dijeron, se están familiarizando con el caso de Berta Cáceres.


Los parientes de la víctima ya han viajado en dos oportunidades a Washington exigiendo al gobierno de Barack Obama que no financie más al hondureño, pues se trata, dijo una de sus hijas mayores ante el Congreso de ese país, de políticos corruptos, que permiten los asesinatos a mansalva.
La luchadora de la etnia lenca era conocida a nivel mundial, no solo por sus intervenciones en foros en defensa de la Naturaleza y para evitar que los indígenas sean sacados de sus comunidades, sino porque el pasado año recibió el Premio Goldman de Estados Unidos.


A su muerte, se hallaba enfrascada en una lucha tenaz para impedir la construcción de una hidroeléctrica que desplazaría a cientos de miembros de los Lenca de sus territorios, situados a unos 300 kilómetros de Tegucigalpa, la capital hondureña.

¿Habrá justicia para Berta Cáceres? Es posible, incluso aunque el gobierno tenga que buscar un chivo expiatorio, pues la mayoría de la población y sus organizaciones dudan de que los verdaderos asesinos sean apresados alguna vez.



Comunicado de la MMM en Cuba celebra la fuerza de todas las mujeres que luchan en el mundo

Escrito por mujeresenmarcha 10-03-2016 en MMM. Comentarios (0)

Durante un taller encaminado a lograr un primer acercamiento a la heteronormatividad, su significado y connotaciones como expresión de las múltiples opresiones de la cultura patriarcal, celebrado esta semana en el Centro Martin Luther King, en la capital cubana, la Coordinadora del Capítulo Cubano de la MMM, Elpidia Moreno, leyó un comunicado en ocasión del Día Internacional de la Mujer.

En el encuentro participaron representantes de la Iglesia Bautista Ebenezer de Marianao, de la comunidad de Pogolotti, de la red ecuménica Fe por Cuba y la Red de Educadoras y educadores populares que anima el CMLK, trabajadoras de ese Centro, de la Federación de Mujeres Cubanas  y de El grupo de reflexión Oscar Arnulfo Romero.

Motivadas, las y los participantes recordaron a mujeres cubanas y de otras naciones que han resistido y han luchado a lo largo de la historia. Fue un espacio para hablar y reconocer también a aquellas que no son conocidas, pero que en su cotidianidad también luchan y resisten.

Un momento emotivo fue el homenaje a la líder ambientalista hondureña  Berta Cáceres, asesinada el pasado 3 de marzo en su hogar. Un video sobre su permanente trabajo en Honduras presentado en el CMLK y un intercambio sobre su vida sirvieron para rendir homenaje a quien fuera una incansable luchadora contra las amenazas de las represas hidroeléctricas y mineras para el medio ambiente y contra la creación de bases militares de Estados Unidos en el territorio Lenca.

A continuación el texto del comunicado:

MARCHA MUNDIAL DE LAS MUJERES RESISTIENDO AL MILITARISMO

Queridas, compañeras, amigas, militantes, luchadoras.

En estos días el mundo se prepara para celebrar el 8 de Marzo. El día Internacional de la Mujer es conmemorado en todo el mundo por sindicatos, organizaciones, grupos de mujeres… que, en muchas ocasiones ignorando los orígenes socialistas que esta fecha tiene, rinden homenaje a las mujeres que supuestamente murieron encerradas en un incendio de la fábrica donde trabajaban en Estados Unidos. Nosotras, la Marcha Mundial de las Mujeres, celebramos la lucha de las mujeres y del movimiento feminista en todo el mundo. Celebramos la fuerza de todas aquellas que están dedicando sus esfuerzos a liberarse del patriarcado, el neocolonialismo, el capitalismo y el racismo que son las causas que se encuentran en la raíz del sistema opresor en el que vivimos. Observamos indignadas cómo el concepto de Seguridad y Paz está completamente malinterpretado y manipulado, siendo utilizado por los poderes hegemónicos para justificar la militarización y la “paz armada” y anulando completamente la perspectiva de Derechos Humanos y de las mujeres.

Hemos constatado durante nuestra 4ª Acción Internacional de 2015, cómo como los conflictos armados y las guerras de tipo no convencional se expanden y extienden rápidamente por todas las regiones, sembrando el miedo, la violencia, enfermedades, el odio y la pobreza, y retroalimentando el fundamentalismo. Esta violencia, sea ella ejercida por ejércitos, milicias, empresas privadas de “seguridad”, mafiosos del crimen organizado, personal de las misiones internacionales de pacificación o los propios Estados, beneficia el última estancia a un sistema capitalista patriarcal en el que las mujeres son siempre las que más sufren.

En Asia se hace cada vez más patente la presencia de bases militares de potencias extranjeras, con graves consecuencias en la vulneración de los Derechos Humanos de las mujeres, aumento de la prostitución, casos de violencia contra mujeres y niñas, tráfico de personas, etc…

En África los “libertadores” del continente se han convertido en opresores de la ciudadanía, y haciendo uso de un poder autoritario continúan limitando de forma radical las libertades y derechos democráticos de la población. En esta coyuntura brotan rápidamente grupos fundamentalistas, de tipo religioso, étnico o cultural, (autodenominados defensores del pueblo), que cobran fuerza día a día y se extienden peligrosamente por el territorio, infligiendo condiciones de vida inhumanas y violando los derechos humanos de mujeres.

En los países Árabes vemos como la inestabilidad y los conflictos armados en Siria, Irak, Libia y Yemen son alimentados por las potencias económicas que ven crecer sus beneficios a través del comercio de armas y encuentran en el caos, el caldo de cultivo perfecto para imponer sus intereses, sin importarse con el sufrimiento que esto acarrea para la población civil desarmada. Miles de personas huyen de la región en busca de paz y seguridad. Mujeres y niñas se encuentran en situación de mayor vulnerabilidad siendo objeto de violaciones sexuales y violencia, y viéndose obligadas a intercambiar favores sexuales a cambio de la posibilidad de perseguir su sueño de obtener refugio y servicios básicos en países supuestamente más seguros.

En Palestina, el gobierno de Israel continúa usando la violencia para imponer su sistema de apartheid y colonialismo sionista: el bloqueo a Gaza, las ejecuciones y arrestos arbitrarios de población civil, la política de asentamientos y derribo de viviendas son la realidad cotidiana que sufre la población palestina. Y en el Sahara el gobierno de Marruecos, por medio de la fuerza armada, refuerza cada día su política de ocupación, saqueo y represión, ignorando los compromisos internacionales ya adquiridos.

En Américas, la naturaleza está siendo salvajemente expoliada por empresas mineras y multinacionales que utilizan a la policía y el ejército, así como otras compañías privadas de seguridad, para usurpar los recursos y desplazar comunidades, a favor de sus propios intereses. El agua, la tierra, los bosques y el aire son privatizados y mercantilizados dejando a las comunidades sin medios para garantizar su subsistencia y autonomía.

En Europa los gobiernos hacen un mal uso de este contexto internacional para justificar la criminalización de los movimientos sociales. Constatamos un alarmante recorte de las libertades ciudadanas frecuentemente consagrado a través de leyes cada vez más represoras. Observamos la fragilidad de nuestros sistemas democráticos ante el auge de grupos políticos de extrema derecha que derivan en la agudización de políticas y actitudes xenófobas que incluyen el cierre de fronteras y denegación de asilo a las personas refugiadas. Frente a este desalentador contexto internacional, las militantes de la Marcha Mundial de las Mujeres continuamos andando el camino de construcción de nuestras alternativas feministas. Continuamos tejiendo alianzas con otros movimientos aliados con los que compartimos una visión común. Continuamos apoyando la lucha local de nuestras compañeras que luchan en defensa de la sostenibilidad de la vida.

Sabemos que juntas somos más fuertes, que juntas construimos un movimiento mundial incontenible con capacidad para cambiar muchas cosas y por eso en nuestro próximo Encuentro Internacional intercambiaremos nuestras experiencias de lucha y resistencia, profundizaremos nuestra reflexión conjunta, evaluaremos nuestra 4ª Acción Internacional, planificaremos nuestro futuro como movimiento y recabaremos energías para continuar nuestra lucha y nuestra resistencia. Resistiremos, desde la base, los embates del patriarcado, capitalismo, racismo y colonialismo.

Resistiremos como nuestra compañera Berta Cáceres, de Honduras, líder indígena e incansable defensora de los derechos de las comunidades originarias en defensa de su territorio, que en este mes de Marzo, ha sido brutalmente asesinada en su casa.

Resistiremos como Pakize Nayir, Fatma Uyar y Sêve Demir, las compañeras kurdas que, por su activismo político, han sido encarceladas y asesinadas por las fuerzas de seguridad del gobierno turco.

Resistiremos como Máxima Acuña y Dina Mendoza que, en Perú, siguen haciendo frente a la brutalidad de la empresa minera que amenaza el agua y las tierras de sus comunidades.

Resistiremos como muchas otras mujeres de todo el mundo, anónimas, que cada día, desde sus casas, desde sus comunidades, luchan por sus derechos y en defensa de otras mujeres.

Seguiremos resistiendo siempre. Las armas y el poder patriarcal y opresor no nos callarán.

8 de Marzo de 2016




En el día internacional de la mujer:

Escrito por mujeresenmarcha 08-03-2016 en . Comentarios (0)

Cubanas constituyen uno de los pilares en que se asienta el desarrollo

Mariela Pérez Valenzuela

Las mujeres cubanas, que 57 años atrás eran preteridas a las funciones del hogar, constituyen hoy uno de los pilares fundamentales en que se asienta el crecimiento y desarrollo sostenible de la economía nacional.
El triunfo de la Revolución Cubana brindó la oportunidad a una gran masa femenina a integrarse a un proceso que le permitió, en pocos años, iniciar el camino de la equidad cuando, ante todo, abrió las puertas de las aulas para que estudiara y se preparara profesionalmente, sin discriminación ni costo alguno.
Desde la Campaña de Alfabetización en 1961, cuando unas dejaron atrás la ignorancia y otras brindaron sus conocimientos, incluso las adolescentes, hasta este principio del siglo XXI, ocurrió una transformación en los proyectos de vida de millones de mujeres, que dos generaciones después, forman parte de la fuerza productiva cubana en importantes sectores económicos.
Para lograrlo, aún ahora cuando en la sociedad existe mayor comprensión del importante papel que juega la mujer en la macroeconomía y en la economía familiar, ha sido preciso superar barreras que se interponen en el desarrollo personal, entre ellos una arraigada línea de pensamiento machista y la incomprensión ante la maternidad por parte de algunos directivos.
Sin embargo, esos estereotipos se han encontrado con la revolucionaria propuesta, ya irreversible, de que la mujer, que ha luchado junto al hombre en las batallas por preservar el sistema político con inclusión social imperante en la Isla, merece y debe estar, por sus méritos personales y hazañas laborales colectivas, en los lugares cimeros de los análisis que se hacen a partir de la actualización del modelo económico cubano.
Las cifras no engañan, y en ellas se expresa un conglomerado social en el que aparecen trabajadoras en las diferentes esferas de la producción y los servicios. La presencia de esta rama social se manifiesta, con la disciplina que caracteriza a su sexo y su elogiada organización y eficiencia, en el cumplimiento de los Lineamientos del Partido y la Revolución, guía de las transformaciones de la política económica y social, aprobados en el Sexto Congreso del Partido Comunista de Cuba.
De acuerdo con la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI), en Cuba residen 11 millones 163 mil 934 personas, de las cuales más de la mitad son de sexo femenino, o sea, cinco millones 592 mil 287. Las mujeres entre 15 y 64 años de edad representan el 34,65 % de la población. Según datos de la ONEI, en el 2013 la población económicamente activa fue de cinco millones 86 mil personas. En este grupo laboral, el 37,4 % son mujeres, lo cual indica que aún, y a pesar de constituir un número preciado en la economía, es imprescindible continuar el proceso de incorporarlas a la masa laboral activa.
Estas cifras también indican que la fuerza laboral femenina en el sector estatal civil representa el 48% y constituyen el 66% de todos los profesionales y técnicos de la Isla. También el 81,9 de los empleados en la Educación en sus distintos niveles, el 78,5% en la salud –de ellos el 60,2% son médicas y más del 70% en el sistema de Tribunales y Fiscalía.

Otros datos nada desechables precisan que las mujeres han encontrado en el sector privado una fuente importante de inserción económica que, además, sigue en crecimiento en la medida que se implementan nuevas formulaciones para el desarrollo socio-económico del país.
Otra rama en la cual hay un importante desempeño femenino es en la agrícola. La mujer rural acompaña al hombre en la producción agropecuaria y, según la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños, más de 60 mil mujeres se han integrado en los últimos años a estas labores básicas para la alimentación de la población.
La capacitación de las mujeres contribuye de manera sensible a su participación en la vida laboral y en niveles de dirección de distintos organismos.

Cuba también es uno de los tres países del mundo con más alta representatividad femenina parlamentaria (48,86%). Un 76% de los fiscales también son mujeres.
Esa inserción en la vida política y socio-económica sería imposible si no existiera un sistema educacional que vela por la superación femenina. Los números indican que hay mayor proporción de graduadas universitarias que graduados.

De ahí que aunque es preciso continuar la incidencia contra las líneas de pensamiento machista –en lo cual la Federación de Mujeres Cubanas es un pilar fundamental- y asumir con otras fórmulas más cercanas a la realidad los imperativos del propio sexo –como la maternidad, la atención a los hijos y el hogar (un alto número son jefas de familia), la mujer cubana asciende cada vez más a ocupar el lugar que le corresponde en una sociedad que comenzó a construir junto al hombre desde el siglo XIX cuando se escucharon las primeras clarinadas por la independencia nacional.


Homenajean organizaciones sociales y de masas en Cuba a líder Berta Cáceres

Escrito por mujeresenmarcha 05-03-2016 en Berta Caceres. Comentarios (0)

Fotos: cortesía Johana Lezcano

Centro Memorial Dr. Martin Luther King Jr. (CMMLK)

                            


Las organizaciones sociales y de masas de la Revolución cubana manifestaron su más profunda indignación y firme condena por el asesinato de la líder de la comunidad lenca, coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) y defensora de los derechos humanos, Berta Cáceres.


                        

                          


                          Exigieron que los autores intelectuales y materiales sean castigados con todo el peso de la ley

Cuba condena el asesinato político de la dirigente lenca Berta Cáceres

Escrito por mujeresenmarcha 04-03-2016 en Berta Caceres. Comentarios (0)

DECLARACIÓN

Las organizaciones sociales y de masas de la Revolución Cubana que acompañamos los esfuerzos articuladores y de lucha por la justicia social y unidad entre nuestros pueblos, que recorremos el camino de la dignidad y la esperanza, quienes compartimos la batalla contra el imperialismo y la opresión al lado de nuestros hermanos y hermanas de las organizaciones y movimientos populares en América Latina y el Caribe, manifestamos nuestra más profunda indignación y firme condena por el asesinato de la líder de la comunidad lenca, coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH) y defensora de los derechos humanos, nuestra hermana Berta Cáceres.


                                                      


Hoy amanecimos con la triste noticia de otro muy doloroso suceso en Honduras, duro como aquel que nos arrebató a ese país de su incipiente proceso de cambios. Hoy se trata de una querida luchadora social, que no ha fallecido por causas naturales, sino por la inhumana codicia de silenciar a quienes son capaces de levantar a los pueblos oprimidos. Sicarios que sienten miedo porque no tenemos miedo.

Este suceso atroz demuestra una vez más que las amenazas de muerte contra defensores de los derechos sociales y medioambientales se mantienen latentes y no han cesado en ese país centroamericano. Este crimen político constituye una afrenta no solo para Honduras, sino para todos los pueblos del continente y del mundo.

Según el Informe ¿Cuántos más? de Global Witness, entre 2002 y 2014 se produjeron 111 asesinatos de activistas ambientales en territorio hondureño. Más de 80 tuvieron lugar sólo en los últimos tres años en el Bajo Aguán, región donde Berta Cáceres puso en peligro su vida y no estuvo ajena a actos de hostigamiento y amenazas. Las comunidades indígenas lencas, quienes habitan el occidente hondureño, luchan en defensa de su territorio ancestral que se ve amenazado por proyectos hidroeléctricos y mineros aprobados por el gobierno sin previa consulta. 

Exigimos que los autores intelectuales y materiales sean castigados con todo el peso de la ley. Que este lamentable asesinato político no quede impune. Que cese en Honduras la criminalización de la protesta social.


Bertica, como la llamaremos siempre, supo ganarse el cariño y respeto de quienes tuvimos el privilegio de conocerla. Supo defender los derechos de las mujeres, de los indígenas, de los campesinos, aprendió el sentido de la justicia, y por ellos entregó prematuramente su muy fértil vida. Ni hostigamientos, ni persecución, ni amenazas pudieron detener su firme determinación. Su única arma era la voz, nunca anduvo armada, la amenazaron y asesinaron por su capacidad para resistir, convocar y vencer.

En la tradición lenca, en los ríos residen los espíritus femeninos y las mujeres son sus principales guardianas. Por esta decisiva causa recibió el Premio Medioambiental Goldman el pasado año, el máximo reconocimiento mundial para activistas del medio ambiente y la defensa de la naturaleza. Al recibir ese justo galardón, en sus palabras denunció las constantes amenazas a su integridad personal y de su familia.

En su activo rol dentro del proceso de acompañamiento y compromiso social integró la Convergencia de los Movimientos de los Pueblos de las Américas (COMPA), la red Grito de los Excluidos y la Articulación Continental de Movimientos Sociales hacia el ALBA, entre otros espacios de unidad.

Llegue a todos los familiares, amigos, compañeros de lucha, al pueblo de Honduras el dolor que compartimos por el asesinato de nuestra querida compañera Berta, el pesar que va acompañado del más enérgico rechazo ante hechos condenables que nos indignan y nos comprometen, cada día más, a seguir al lado de los humildes y para los humildes.

Hoy los ríos de Honduras, esos que conectan con los llanos y montañas, con la sangre derramada por sus más nobles hijos, con las venas abiertas de América Latina, lloran. Lloran por la ausencia de una de sus más firmes y consecuentes guardianas.

El crimen y la injusticia nos reafirman que no queda otro camino que continuar la lucha.

¡Juicio y castigo a los cobardes asesinos!

¡Berta Cáceres, PRESENTE!

¡Berta vive, la lucha sigue!

¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE!

La Habana, 3 de marzo de 2016

Firman:

Central de Trabajadores de Cuba (CTC)

Centro Memorial Dr. Martin Luther King Jr. (CMMLK)

Organización de Solidaridad con los Pueblos de Asia, África y América Latina (OSPAAAL)

Federación de Mujeres Cubanas (FMC)

Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP)

GALFISA-Instituto de Filosofía

Capítulo Cubano Red en Defensa de la Humanidad (REDH)

Unión de Jóvenes Comunistas (UJC)

Federación Estudiantil Universitaria (FEU)

Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP)

Organización Continental Latinoamericana y Caribeña de Estudiantes (OCLAE)

Centro Oscar Arnulfo Romero (OAR)

Proyecto Nuestra América

Asociación Cubana de Naciones Unidas (ACNU)

Sociedad Económica Amigos del País