mujeresenmarcha

Por la igualdad de derechos de la mujer

Rumbo al decimo encuentro internacional de la Marcha Mundial de Mujeres, en 2016, las mujeres organizan e intensifican sus acciones, a la vez que construyen sus identidades

Marcha Mundial de Mujeres en Cuba reclama liberación de dirigente argentina

Escrito por mujeresenmarcha 26-01-2016 en Resistencias comunes. Comentarios (0)

Mariela Pérez Valenzuela



El Capítulo Cubano de la Marcha Mundial de Mujeres (MMM) reclamó hoy la liberación de la dirigente social argentina Milagro Sala, quien está detenida por orden del gobernador de la provincia de Jujuy, Gerardo Morales, por falsas acusaciones de incitación a manifestaciones públicas.

Desde hace varios días, organizaciones populares y sindicales están movilizadas en Jujuy y abogados en Buenos Aires para exigir la libertad de la luchadora indígena de 51 años, calificada como la primera presa política del régimen del presidente derechista Mauricio Macri.

Diputada del Parlamento Suramericano (Parlasur) y dirigente de la organización barrial Tupac Amaru, Sala se halla tras las rejas desde el 16 de enero pasado en el Penal de Mujeres del barrio Alto Comedero de San Salvador de Jujuy, en el noroeste del país, donde ella reside.

Con indignación, manifestó el Capítulo Cubano de la MMM, hemos conocido que Sala fue detenida en su casa y trasladada a la comisaría de la Mujer bajo una orden del juez Raúl Gutiérrez, tras ser imputada por supuesta “instigación a cometer delitos y tumultos en concurso real”.

El Capítulo Cubano, conformado por distintas organizaciones no gubernamentales, entre las que se encuentra la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), la Asociación Cubana de Producción Animal (ACPA), el Centro Martin Luther King y el Instituto de Filosofía, demandó que se garantice la integridad física de Sala, se ordene su inmediata liberación y se ponga fin a su persecución.

Las instituciones integrantes del Capítulo Cubano de la Marcha se sumaron así a las distintas organizaciones latinoamericanas que en los últimos días han rechazado el arresto arbitrario de la líder indígena, a la vez que exhortó a las autoridades de Jujuy a entablar un diálogo con las organizaciones sociales.

Celebraron  a su vez el apoyo que la organización barrial Tupac Amaru, sindicatos, movimientos sociales, partidos políticos argentinos, agrupaciones de trabajadores y estudiantiles brindan a la diputada del Parlasur, contra las imputaciones que le hace el jefe del Gobierno de la norteña provincia argentina.

El oficialista Morales imputa a Sala la creación de tumultos e incitación a cometer delito por convocar y dirigir una acampada pacífica en la capital de Jujuy en defensa de los derechos del movimiento cooperativista en esa provincia. 

Sin embargo, la concentración de los trabajadores agrícolas, apoyados por organizaciones y movimientos sociales, exige a la gobernación la continuidad de las cooperativas de trabajo. El 15 de enero de 2016, el gobernador le quitó a Tupac Amaru su personería jurídica y le cerró sus cuentas bancarias con el argumento de que “cambiaron su objeto social”.

Al siguiente día, personal sin identificación de la policía provincial,  allanó el hogar de la dirigente acompañados por funcionarios del gobierno provincial. Luego, el fiscal de la causa expresó que Sala estará detenida "mientras se mantenga el acampado. Milagro comenzó una huelga de hambre en la cárcel.

Hace varias semanas, Sala convocó a una acampada pacífica en la Plaza Belgrano frente a la Gobernación de Jujuy para rechazar los cambios impuestos en la distribución de subsidios a cooperativas planteadas por el nuevo gobierno de Morales, miembro  de la alianza derechista Cambiemos, que llevó a Macri a la Casa Rosada.

El abogado de Sala, Luis Paz, así como agrupaciones defensoras de derechos humanos denunciaron como arbitrario su arresto ante organismos internacionales y la consideran una prisionera política, reportó la agencia de noticias Prensa Latina.

Desde el 10 de diciembre de 2013, Sala se desempeñó como diputada provincial en la Legislatura jujeña por el Frente Unidos para la Victoria (FPV), de la ex presidenta Cristina Fernández, y Organizados de Jujuy. Renunció en noviembre de 2015 para postularse por una banca en el Parlasur, siendo elegida.

El diario Página 12 recordó que ese año, la dirigente jujeña resultó baleada durante la campaña electoral, junto a otros militantes del FPV, en una emboscada para matarla. El fiscal de Jujuy Aldo Lozano sostuvo ante la justicia provincial que “el senador radical Morales obstruyó la investigación del ataque a balazos que sufrió la candidata a diputada provincial Milagro Sala”.

La marcha mundial de mujeres siempre al frente

La MMM es un movimiento compuesto por grupos femeninos de diferentes orígenes étnicos, culturas, religiones, clases, edades y orientaciones sexuales.

En el Primer Encuentro Internacional de la Marcha realizado en Quebec, Canadá, en octubre de 1998, las participantes – que ya estaban organizadas en varias partes del orbe- discutieron la preparación de una campaña mundial para enfrentar las causas de la pobreza.

En ese primer encuentro se acordó la realización en el año 2000 de la primera acción internacional de la MMM, iniciada el 8 de marzo y finalizada el 17 de octubre, Día Internacional de la Erradicación contra la Pobreza, con el objetivo de que la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) se hiciera eco de las luchas de la población femenina.

A partir de entonces, las Coordinaciones Nacionales existentes hoy en casi un centenar de países organizan e intensifican sus acciones durante esos siete meses, de acuerdo con la realidad de cada territorio.

La convicción de que la lucha contra la pobreza y la violencia pasan necesariamente por la crítica al modelo de desarrollo neoliberal es el elemento que más caracteriza a la MMM de la Américas.

A lo largo de estos años la Marcha ha construido su identidad como un movimiento cuya lucha se resume en alcanzar un mundo fundado en la igualdad, la libertad, la solidaridad, la justicia y la paz.


Milagro Sala, Leopoldo López y el doble discurso de Macri

Escrito por mujeresenmarcha 23-01-2016 en Mirada Internacional. Comentarios (0)


Por Fernando Vicente Prieto

El 16 de enero, en San Salvador de Jujuy, fue detenida la dirigente social Milagro Sala, también diputada al Parlasur, bajo los cargos de “incitación a cometer delitos y tumulto en concurso real”. ¿El motivo? Liderar un acampe frente a la gobernación de la provincia de Jujuy.



De acuerdo al acta de detención, el juez Raúl Eduardo Gutiérrez dictamina el procesamiento de Milagro Sala especificando que los delitos surgen cuando los manifestantes de la agrupación Tupac Amaru, el 14 de diciembre de 2015, “obstaculizaron la libre circulación de vehículos” y ocuparon con tiendas de campaña las adyacencias de la Casa de Gobierno provincial. En este sentido, a Milagro Sala y a otros dirigentes de la organización se les atribuye “la conducta de instigar públicamente a personas indeterminadas, integrantes de organizaciones sociales que los acompañaban, a ocupar los espacios públicos”.

“Se ha suscitado de esta manera -continúa el juez- una alteración del orden público entendido este como la situación de confianza en la que se puede vivir dentro de una atmósfera de paz social, conllevando con sus conductas la alarma colectiva de la población”.

Como elementos de prueba, entre otros, se citan grabaciones en video donde Sala aparece “efectuando gesticulaciones y arengas destinados a suscitar el acampe a distintos grupos de personas, que se acercan sucesivamente al lugar, donde se encuentran para recibir dichas directivas”. Dejando al margen la particular forma de describir una situación típica de una movilización popular, el escrito es claro en torno a que la conducta penalizada es la organización de una protesta social.

Párrafos más adelante el juez sostiene que la instalación del acampe tiene como propósito “alzarse públicamente, junto con los acampantes que aún se mantienen en el mismo lugar, contra la decisión de ejecutar el Plan de Regularización y Transparencia de Cooperativas y Beneficios Sociales dispuesta por el Gobierno de la Provincia para impedir su ejecución”. Y agrega a continuación: “Esta afirmación se desprende del informe emanado del Sr. Gobernador” (todas las mayúsculas corresponden al original).

Pocas semanas antes, el nuevo gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, dirigente del radicalismo e integrante de la Alianza Cambiemos, ya había anunciado cuál sería la línea de acción del gobierno frente al acampe. Invitado por Mirtha Legrand a su programa de televisión, el 19 de diciembre Morales señaló que Milagro Sala “va a tener que rendir cuentas”.

Morales, además, descartó todo tipo de diálogo con la organización: “No voy a hablar con los violentos, no voy a hablar con ella. Al que corte rutas, nada”. Y añadió que “para restablecer el orden (…) hay medidas que tomar que tienen que ver con la justicia y con el Código Contravencional, que voy a empezar a implementar desde el primero de enero”. Dos semanas después del primer día del año, el Poder Judicial accionaba en ese sentido.

Ahora bien: ¿Es esta la política que defiende el presidente Mauricio Macri en el terreno internacional?

Leopoldo López, ¿preso político?

Mientras se desarrollaba el acampe y se vertían estos conceptos sobre la protesta social, Mauricio Macri se preparaba para su primera actividad internacional como presidente. El 21 de diciembre se realizó en Asunción la Cumbre de Presidentes del Mercosur y allí, como se esperaba, Macri abordó lo que considera la “grave situación de derechos humanos en Venezuela”. Concretamente, se refería a la detención de Leopoldo López, dirigente opositor venezolano que lideró en 2014 el plan insurreccional conocido como “La Salida”.

El nombre del ciclo de protestas se refería abiertamente a la salida del presidente constitucional de Venezuela, Nicolás Maduro, elegido nueve meses antes. El propio López se refirió a esto en forma pública en innumerable cantidad de ocasiones, e incluso declaró a las cámaras de televisión que las protestas acabarían “cuando se vaya el gobierno”.

Las acciones incluyeron graves episodios de violencia entre febrero y mayo de 2014, dejando un saldo de 43 personas asesinadas y una gran cantidad de edificios y transportes públicos destruidos. Entre estos hechos, cabe destacar que al menos ocho personas –incluyendo seis integrantes de las fuerzas de seguridad- fueron asesinadas por disparos de francotiradores; que otra persona –el joven Elvis Durán- murió al ser degollado por un alambre colocado con la intención de cerrar una calle y que fueron incendiadas varias universidades e instituciones públicas. En uno de estos incendios incluso corrió riesgo la vida de decenas de niños y niñas que concurrían a un jardín maternal. El jardín está ubicado en la planta alta de un edificio que era atacado por grupos de derecha, participantes del intento por derrocar al gobierno.

Un doble discurso con mucho apoyo mediático

Las circunstancias que llevaron a López a la cárcel fueron recordadas por la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, al momento de responderle a Macri durante la Cumbre del Mercosur. “Usted está haciendo injerencismo sobre los asuntos de Venezuela. Deje de defender a los violentos”, exigió la canciller, señalando de paso el doble estándar de Macri, ante lo cual el presidente argentino debió guardar silencio. Llamativamente, el mismo silencio que practican habitualmente los medios privados de comunicación ante la información que no cuadra con su línea editorial.

Al día siguiente, tanto Clarín como La Nación e Infobae omitieron describir las fotos y citar las frases con las que Delcy Rodríguez demostró lo que es bastante evidente: que las protestas lideradas por Leopoldo López de ninguna manera podrían ser consideradas pacíficas.

Al igual que el gobierno de la Alianza Cambiemos, estos medios de comunicación también cambiaron sus parámetros en referencia a la Argentina. Y del “respeto a la protesta social” (en el caso de Leopoldo López) pasaron a la abierta legitimación para la detención de Milagro Sala, jugando al límite de la desinformación y llegando incluso a afirmar hechos falsos.

Desde hace días, todos ellos destacan el supuesto robo de dinero destinado a las cooperativas de la Tupac Amaru, en sintonía con lo que sostiene el gobernador Morales. Pero resulta que nada de esto se encuentra en los motivos de detención, que son bien claros: liderar un acampe en rechazo a una política específica del Ejecutivo provincial.

El sitio web Infobae va un poco más allá, “aclarando” en una nota sin firma que Milagro Sala “fue puesta presa luego de los acampes por instigación a cometer delitos y por tener menores de edad protestando” (sic). Aún asumiendo que en el acampe se encontraran menores de edad “por orden de” la dirigente -y no, por ejemplo, porque sus madres y padres están ejerciendo un derecho constitucional y llevan a su familia con ellos-, en ninguna parte de las cuatro páginas del acta judicial existe mención alguna a que Sala “tuviera” menores de edad protestando y este fuera el motivo de su detención.

Así las cosas, pareciera que la opinión hegemónica en Argentina no se impone por la veracidad y la coherencia de sus argumentos, sino más bien por su repetición por parte de los principales medios.

(Tomado de Notas) Publicado por Cubadebate


Tres activistas kurdas asesinadas por la policía en Turquía

Escrito por mujeresenmarcha 21-01-2016 en Mirada Internacional. Comentarios (0)

La diputada del Partido Democrático del Pueblo (HDP), Aycan Irmez, describió el asesinato de las tres activistas kurdas, junto con otra persona más aun no identificada, como una ejecución deliberada de las fuerzas represivas de Turquía.


Las tres eran reconocidas activistas políticas kurdas. Seve Demir era integrante del Parlamento por el Partido DBP, Pakize Nayır de la Asamblea del Pueblo de Silopi, y Fatma Uyar activista del Congreso de las mujeres (KJA).

El lunes por la noche fueron asesinadas junto a otra persona en el distrito de Silopi, cuando las fuerzas policiales abrieron fuego intenso durante horas sobre la población en el barrio de Karşıyaka en Silopi.

Miembros del HDP dijeron la policía no solo abrió fuego sobre la población, sino que bloqueó toda posibilidad de escape.

Según la diputada del HDP, Leyla Birlik, recibieron una llamada de parte de una de las víctimas: “Estamos heridos y sangrando, así que sacadnos de aquí”.

“Intentamos llegar hasta donde estaba ella, pero no pudimos. Después llamamos a emergencias, pero ellos tampoco ayudaron.”, aseguró otra testigo.

Aycan Irmez dijo que llamó personalmente al hospital estatal de Silopi, al Ministerio de salud y hasta la Asociación médica, pero que nadie respondió. Oficiales turcos le dijeron que nadie enviaría ambulancias a la zona debido a la “gente armada” que había allí. Desde el HDP denunciaron que el gobierno obstruyó la llegada de una ambulancia, argumentando que había disturbios en la zona.

“Sus caras estaban destrozadas”

Demir, Nayir y Uyar solo pudieron ser reconocidas -una vez que sus cuerpos llegaron al hospital- por su pelo, ya que sus caras estaban destrozadas, explicó Irmez.

“Todo esto sucede con el conocimiento del Estado. Nuestras amigas fueron ejecutadas y torturadas deliberadamente. Esto es una barbarie.”

Ofensiva militar contra el pueblo kurdo

La región de Silopi está bajo toque de queda desde el pasado 14 de diciembre, cuando el Estado turco intensificó su ofensiva militar sobre las regiones kurdas de Turquía.

En un artículo publicado en Izquierda Diario, Baran Serhad y Suphi Toprak, dan cuenta de la dimensión de esta ofensiva, así como la resistencia del pueblo kurdo:

En Farqin, Girge Amo, Nisebin, Cizire, Sur, Kerboran, la juventud kurda ha venido combatiendo en forma militante contra la ofensiva militar por meses. Con tanques, helicópteros de combate y diez mil miembros de fuerzas especiales de la policía y el ejército, el Estado turco ataca brutalmente al pueblo kurdo. Desde el 7 de julio de 2015 -día de elecciones donde el AKP de Erdogan no pudo formar gobierno- el estado de emergencia fue proclamado 54 veces, en 18 ciudades y distritos, por 175 días. En aquellas áreas mayormente afectadas por la guerra, no solo la energía eléctrica y el suministro de agua, sino también las líneas telefónicas y las conexiones de Internet fueron interrumpidas. El Estado turco eligió especialmente a los civiles kurdos como objetivos para debilitar el apoyo al movimiento de resistencia kurdo. Muchas casas fueron requisadas por la fuerza. Las instituciones públicas fueron destruidas. Alrededor de tres mil maestros fueron despedidos y sus escuelas fueron cerradas. Las fuerzas especiales turcas usaron las escuelas como bases militares. Los techos fueron ocupados por francotiradores. Se le ordenó a la gente dejar la región lo más pronto posible, lo que llevó a que decenas de miles huyeran. Cientos de personas, la mayoría de ellos civiles, fueron asesinados durante los últimos meses y el número se incrementa.

El asesinato de las tres activistas kurdas busca intimidar al conjunto de la población kurda y especialmente a la juventud, que es la que está a la vanguardia de la resistencia contra el régimen asesino de Erdogan.

Hace unos días Erdogan reafirmó su idea que no existe como tal “la cuestión kurda” en Turquía, sino tan solo un problema de “terrorismo”.

La UE, mientras se llena de la boca en defensa de la “libertad” y los “derechos humanos”, mantiene un silencio cómplice con los crímenes de Erdogan, aliado clave en la OTAN, y lo recompensa con 3.000 millones de Euros para que contenga a los refugiado sirios en su frontera.

Estos crímenes no deben quedar impunes, el repudio internacional y las movilizaciones en los países europeos en solidaridad con el pueblo kurdo, como la masiva movilización realizada hace unos días en Alemania, tienen que multiplicarse.

Tomado de izquierdadiario.es


Victoria de campesina peruana Máxima Acuña

Escrito por mujeresenmarcha 08-01-2016 en Mujeres Cajamarca. Comentarios (0)

Cajamarca: Campesina Máxima Acuña le ganó juicio a minera Yanacocha

La campesina Máxima Acuña Atalaya fue absuelta por la Sala Penal de Apelaciones de Cajamarca de los cargos de usurpación interpuesto por la minera Yanacocha y ya no será desalojada de su terreno.


Foto de la periodista cubana Mariela Pérez Valenzuela, tomada durante el IV Encuentro de

la MMM en Cajamarca, Perú, a fines de octubre de 2015

Como se recuerda, la minera Yanacocha ganó un juicio por la posesión de un terreno de 30 hectáreas cercanas a la zona de influencia del proyecto minero Conga, en Cajamarca. En dicho litigio, la campesina Máxima Acuña, junto a tres familiares, fue condenada a dos años y ocho meses de prisión condicional y al pago de cinco mil 500 soles a favor de la empresa minera.

Sin embargo con esta decisión judicial la campesina que luchó durante varios años de interminables procesos judiciales e intentos de desalojo, ya no podrá ser expulsada de sus tierras.

Diversas personalidades de la política han saludado la decisión judicial, entre ellas la presidenta de la Coordinadora de Derechos Humanos, Rocío Silva Santisteban y la ministra de la Mujer, Carmen Omonte.


Cajamarca: Maxima Campesina Acuña a remporté procès contre la minière Yanacocha

La paysanne Maxima Atalaya Acuña a été acquittée par la Chambre d'appel en matière criminelle de Cajamarca de l’accusation de vol portée par la société minière Yanacocha et de ne sera pas expulsée de sa terre.

Il faut se rappeler que  la société minière Yanacocha avait  remporté un jugement pour possession d'une parcelle de 30 hectares près de la zone d'influence du projet minier Conga à Cajamarca. Dans cette procédure, la paysanne Maxima  Acuña paysans ainsi que trois parents a été condamnée à deux ans et d'emprisonnement de huit mois et à une amende de cinq mille 500 soles en faveur de la société minière.

Mais avec cette décision de la justice maxima qui a combattu pendant plusieurs années de procédures judiciaires et de tentatives d'expulsion sans fin, ne pourra pas être expulsée de sa terre.

Plusieurs personnalités politiques ont salué la décision du tribunal, y compris le président du Coordonnateur droits de l'homme, Rocío Silva Santisteban et le ministre de la femme, Carmen Omonte.

Información enviada por Emilia Castro