Mujeres cubanas apoyan a presidenta de Brasil

Escrito por mujeresenmarcha 16-04-2016 en Resistencias comunes. Comentarios (0)
HOY EN LA MAÑANA  EN UN ACTO DE  SOLIDARIDAD  CON BRASIL  LA FEDERACION DE MUJERES CUBANAS , COORDINADORA DE LA MARCHA MUNDIAL DE MUJERES  TRANSMITIO AL MUNDO ESTE MENSAJE QUE ADJUNTO,  PARTICIPARON REPRESENTANTES DE LAS O RGANIZACIONES DEL CAPITULO CUBANO DE LA MARCHA.

Este viernes en un acto de solidaridad con Brasil, la Federación de Mujeres Cubanas, Coordinadora de la Marcha Mundial de Mujeres (MMM) trasmitió al mundo este mensaje. Participaron representantes de las organizaciones del Capítulo cubano de la Marcha.


  Las mujeres cubanas, herederas de las más fieles tradiciones heroicas de  América y Caribe, nos solidarizamos  con  todas  las causas nobles y justas del mundo.

Hoy, están proliferando en la región acciones de diferentes connotaciones políticas, económicas y sociales que responden a un plan de desestabilización de la izquierda y los movimientos progresistas. 

Ante esta  situación que vive  América, las cubanas apoyamos  a los pueblos que  luchan por mantener un gobierno de  izquierda  y progresista. Desde la tierra de  Martí, de Fidel y Raúl continuaremos condenando las políticas dictatoriales, las guerras  y  fines  neoliberales de gobernantes y seguidores a sueldo,  que solo favorecen a los más ricos.

La situación  política por la que atraviesa el  hermano pueblo de Brasil  es también  nuestra causa. Por medio de artimañas, quieren arrebatarle el poder a un gobierno  legítimo, elegido por el voto mayoritario de las y los brasileños. El mandato de Dilma Rousseff molesta a las élites, porque ha priorizado a los más pobres, a los que no tienen, a quienes ha llevado por primera vez programas sociales en gran escala.

Las mujeres de nuestra región tenemos la urgente responsabilidad de unirnos hoy más que nunca para impedir que se desarticule la integración de nuestros pueblos que ha costado infinitas pérdidas humanas. Una vez más, la patria americana nos convoca. Respondamos al legado histórico que nos dejó Vilma, Manuela Sáenz y otros ejemplos de  mujeres, que en la etapa que les tocó vivir entregaron su  inteligencia, su fuerza y empuje. Mantengamos sus sueños y esperanzas de  batallar por un mundo mejor.

Las iniciativas regionales, que se mantienen como  ejemplo  eficaz de  integración latinoamericana (ALBA, MERCOSUR, UNASUR y la CELAC) no podrán ser detenidas  por ninguna fuerza imperial; sobra en cada nación, en cada hermano y hermana, el coraje para construir una América nueva, sin explotados  ni explotadores, como lo soñara José Martí, Héroe Nacional de  la Independencia de Cuba.

Desde nuestro pueblo que ha resistido por más de 50 años las amenazas y  las más crueles acciones del imperialismo, reafirmamos el compromiso  de solidaridad con el gobierno democrático de Brasil y nuestro más firme apoyo a su presidenta, Dilma Rousseff.

Seguiremos construyendo alternativas para la integración, seguiremos luchando por una  América de paz, más justa y equitativa. Nos levantaremos cada día para emprender un nuevo camino de batalla. Las mujeres de América somos parte de estos pueblos guerreros: ni nos cansamos ni nos rendimos.