Mozambique, sede del encuentro internacional de la MMM en 2016

Escrito por mujeresenmarcha 19-11-2015 en Mozambique 2016. Comentarios (0)
Mariela Perez Valenzuela

Mozambique, situado al sureste de África, se convertirá en la capital mundial de las mujeres cuando se celebre allí el décimo Encuentro Internacional de la Marcha Mundial de Mujeres en octubre de 2016.



Graasa Samo, coordinadora internacional de la MMM

Organizada en Coordinaciones Nacionales (CNs) integradas por cientos de mujeres y grupos de apoyo, este movimiento permanente tiene un comité internacional conformado por activistas feministas de los cinco continentes y un secretariado internacional, actualmente con sede en ese país.

Graasa Samo, coordinadora internacional de la MMM, al referirse al encuentro internacional, expresó que ‘’la Coordinación Nacional en Mozambique tiene un compromiso grande para preparar la asamblea mundial, para que los procesos políticos de la Marcha logren un espacio constructivo. Para eso, dijo, estamos contando con otras Cns en África para cimentar conjuntamente este proceso.


Al hablar con Mujeres acerca de las principales conquistas alcanzadas por la población femenina en su país, Samo resaltó que en el 2003 fue aprobada la ley de familia, que garantizó igualdad de derechos en muchos aspectos, como el derecho de las madres a registrar a sus niños/as sin la presencia del padre, autonomía para acceder a los servicios bancarios y a otros que exigían la presencia masculina.


Fueron varios años de lucha contra la violencia doméstica, hasta que fue aprobada en el Parlamento en el 2009 una ley que criminaliza la intimidación practicada por los conyugues. Hoy, refirió, existen centros especializados para la atención de las víctimas en todas las provincias y ciudades capitales, pero no cubren la totalidad del territorio, con una población estimada en unos 25 millones de habitantes.

Samo saludó a las cubanas y afirmó que en Mozambique sienten una admiración muy grande por Cuba. “Tenemos una historia con el pueblo, con sus médicos, maestros. Tenemos que seguir aprendiendo de como esa pequeña Isla erradicó el analfabetismo y como la educación es gratuita, sin discriminación. Sabemos que el país transita por un proceso de cambios fundamentalmente en el orden económico; nuestro corazón pide que Cuba siga firme”.