mujeresenmarcha

Por la igualdad de derechos de la mujer

Rumbo al decimo encuentro internacional de la Marcha Mundial de Mujeres, en 2016, las mujeres organizan e intensifican sus acciones, a la vez que construyen sus identidades

Declaración final de la MMM en Perú traza nuevas líneas de trabajo en las Américas

Escrito por mujeresenmarcha 23-11-2015 en America en la Marcha. Comentarios (0)

Mariela Pérez Valenzuela, texto y foto

Cajamarca, Perú.-  Representantes de la Marcha Mundial de las Mujeres de las Américas se solidarizaron  con las mujeres y los pueblos que resisten cotidianamente contra la megaminería en la región, al clausurar el IV encuentro regional de ese movimiento femenino en este departamento del norte del Perú.


                                        

Las mujeres marcharon en Cajamarca bajo una fuerte presencia policial


La declaración final del encuentro regional de las Américas plantea que “Hemos marchado en Cajamarca bajo una fuerte presencia policiaca exigiendo “¡Agua sí, oro no! ¡La vida vale más que el oro!”. Denunciamos la creciente violencia, militarización y la criminalización hacia los movimientos sociales en toda la región, y específicamente los casos de hostigamiento hacia compañeras peruanas como Máxima Acuña y Dina Mendoza, que están enfrentando juicios injustos por su implicación en contra de las empresas mineras. ¡No están solas!

Delegadas provenientes de Quebec, Estados Unidos, México, Guatemala, Panamá, Cuba, Venezuela, Chile, Brasil, y distintas regiones del Perú, sostuvieron en el documento que  esta cita –que marca la clausura de la Cuarta acción internacional: “Liberemos  nuestros cuerpos, tierra y territorios”- nos ha permitido conocer las luchas de mujeres, jóvenes, lesbianas, del campo y la ciudad,  indígenas, del norte y del sur.

La Declaración también señala que para denunciar este sistema capitalista, colonialista y patriarcal pusimos en común los mapas que hemos construido en cada país, que reflejan nuestras resistencias y alternativas, y hemos generado una fuerza colectiva para seguir avanzando y consolidando nuestras estrategias de transformación.

Más adelante expresan: “Constatamos un aumento del conservadurismo y el ataque a los avances en los derechos de las mujeres, la criminalización del aborto, la persistencia de la heteronormatividad, así como el desmantelamiento de los servicios públicos, la precarización del trabajo y tratados de libre comercio que solo benefician intereses corporativos, con la complicidad de muchos gobiernos que adaptan las leyes a la conveniencia del capital y no del bien común”.

También precisan que “Vemos el avance de una ofensiva imperialista, hemos seguido las negociaciones entre Cuba y Estados unidos y esperamos el fin del bloqueo. Tenemos luchas comunes frente a las grandes hidroeléctricas, las plantaciones de monocultivos, la contaminación del agua”.

La Declaración final precisa que “Hemos aprendido de las alternativas que las mujeres de toda la región ya están llevando a cabo en torno a la soberanía alimentaria, la agricultura campesina, la economía feminista y solidaria, la defensa de nuestros cuerpos y territorios, y nuestras alianzas con otros movimientos para enfrentar el cambio climático. Hemos discutido la importancia de la formación política desde la educación y la comunicación popular para construir el  feminismo que queremos. Celebramos nuestra diversidad y las  resistencias de todas las mujeres, expresadas también en la batucada, la música, poesía, cantos y el baile”.

Este encuentro  - dice - ha sido una oportunidad para compartir nuestros análisis y miradas conjuntas de las resistencias y alternativas de la región Américas. Llevaremos este análisis, nuestras estrategias  y acuerdos a la reunión internacional que se celebrará en Mozambique en 2016. Reafirmamos nuestras alianzas con los movimientos sociales y la auto organización de las mujeres como sujetos imprescindibles para la emancipación y la autonomía. ¡No a la mercantilización de nuestros cuerpos, tierra y territorios! ¡Seguiremos en marcha hasta que todas seamos libres! 

Durante tres días –del pasado viernes a este domingo- mujeres de varios países de la región se reunieron en Cajamarca para intercambiar experiencias, saberes, debatir sobre los problemas que hoy golpean más a este grupo de la población y trazar acciones a partir de las realidades en sus países.

 La MMM es un movimiento internacional feminista de acciones que reúne grupos y organizaciones de base que trabajan para eliminar las causas de la pobreza y de la violencia contra las mujeres y lucha contra todas las formas de desigualdad y discriminación hacia las mujeres.


Con óptimos resultados finalizó la MMM de las Américas en Perú

Escrito por mujeresenmarcha 22-11-2015 en America en la Marcha. Comentarios (0)

Mariela Pérez Valenzuela, texto y foto

Cajamarca, Perú.- Representantes de la Marcha Mundial de Mujeres  (MMM) de las Américas reunidas en el IV encuentro regional de ese Movimiento reflexionaron  aquí acerca de los feminismos que  se están construyendo y adoptaron nuevas acciones comunes para emprender en lo adelante.

                                                                              

Delegadas de América del Sur intercambian experiencias y saberes


Durante la última jornada del evento, iniciado 23 de octubre pasado, al hablar en nombre de las delegadas de los países de América del Sur, la venezolana Alejandra  Laprea  apuntó que en esa área geográfica se construye un feminismo  revolucionario, inclusivo, antirracista; un feminismo popular que se erige desde el pueblo, con autonomía de los estados.

Es un feminismo cuya militancia, acotó, se reconoce en construcción, para la acción continua y generacional.

Durante el taller las delegadas del Sur definieron como acciones comunes  a desarrollar y fortalecer el seguimiento al tratado Transpacífico –que engloba cerca del 40% del comercio mundial, con Estados Unidos a la cabeza- y retomar las discusiones sobre los tratados de libre comercio.

También la construcción de una campaña continental a favor del aborto y evaluar en cada país la posibilidad de participar de forma más activa en la Alianza para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), fundado por Cuba y por Venezuela en el 2004.

Emilia Castro, de la ciudad canadiense de Quebec, en representación de los países del Norte, señaló que en la construcción del  feminismo se debe tener en cuenta el marxismo. Debe ser un feminismo colectivo, antimperialista y de solidaridad  entre las mujeres del Norte y el Sur, apuntó, para luego afirmar que  debemos tener en cuenta la unidad que debe existir entre los medios urbanos y rurales.

“Necesitamos formación política, formación de líderes y educación popular, puntualizó y sostuvo que  las delegadas del Norte coincidieron en que  “tenemos que ser diversas y conectadas a la base con un compromiso muy fuerte. Tenemos que ser un movimiento democrático”.

A su turno, las delegaciones de Centroamérica hablaron de un feminismo comunitario,  lésbico, económico y de izquierda, así como la necesidad de continuar luchando por la legalización del aborto e impulsar una campaña para romper los estereotipos sociales.

La delegación de Perú – anfitriona del evento- dijo que en su país trabajan en la construcción de un feminismo popular y comunitario, inclusivo, lésbico, libre, revolucionario, diverso, igualitario, intercultural, solidario, ecologista.

Durante esta última jornada, Elpidia Moreno, Presidenta de la Coordinación Nacional de la Marcha en Cuba, explicó que del 10 al 22 de noviembre próximo se realizará en La Habana el encuentro hemisférico” Derrota del ALCA en Mar de Plata, América Latina y el Caribe, diez años después”.

La cita se celebrará en ocasión de cumplirse el décimo aniversario de la Cumbre de los Pueblos en Mar de Plata, Argentina, un encuentro que, dijo, marcó la derrota del Área de Libre Comercio para las Américas que Estados Unidos quiso implantar para apoderarse de las economías de la región.

Explicó que el Capítulo Cubano de la Articulación de Movimientos Sociales hacia el ALBA está invitando a representantes de organizaciones populares y sindicales, movimientos sociales y organizaciones  indígenas, eclesiales y ecuménicas, intelectuales, académicos y líderes regionales para juntarse en este encuentro, 10 años después de las históricas jornadas de dialogo para la construcción de estrategias de lucha frente a esa iniciativa imperial.

Cajamarca, departamento del norte de Perú, se convirtió por tres días en la capital de las mujeres que en América Latina y el Caribe trabajan juntas para construir otro mundo más justo.

La idea de crear una red global de mujeres en torno a una campaña  se desarrolló durante el Primer Encuentro de la MMM realizado en Montreal, en octubre de 1998. Con la presencia de unas 150 mujeres de 65 países,  fue allí donde se elaboró la plataforma con 17 reivindicaciones mundiales de la Marcha para la eliminación de la pobreza y la violencia en el mundo hacia las mujeres, los dos temas principales del movimiento.

Los valores de la MMM se centran en la globalización de la solidaridad, en la igualdad entre mujeres y hombres, entre las propias mujeres y entre los pueblos, en el reconocimiento del liderazgo de la población femenina  y en el respeto de la diversidad entre las mujeres.

Además de denunciar la pobreza y la violencia contra las mujeres y sus consecuencias, la Marcha actúa sobre las causas estructurales  de ese fenómeno: el sistema patriarcal  y el capitalismo neoliberal, que reproducen las desigualdades de género, amplían la brecha entre pobres y ricos y generan más exclusión y racismo.

La feminización de la pobreza se traduce con el aumento del número de niños y niñas trabajadores, algunos en condiciones peligrosas para su salud, en el acrecentamiento  de pequeños que viven en las calles, en el incremento  de niñas y muchachas que trabajan como empleadas domésticas, del número de mujeres que lo hacen en el sector informal sin protección legal y sin derechos laborales.

Hay muchas razones para que la Marcha continúe su lucha. La violencia y pobreza contra las mujeres aún se mantienen, pese a los avances alcanzados en algunos países.


Alternativas y resistencias en voces femeninas

Escrito por mujeresenmarcha 19-11-2015 en America en la Marcha. Comentarios (0)

Fotos: Mariela Pérez Valenzuela

Un centenar de delegadas de las Américas se dieron cita a finales de octubre en Cajamarca, Perú, como parte de la Marcha Mundial de Mujeres para impulsar planes y crear espacios destinados a mejorar la calidad de vida en sus respectivos países




Las mujeres participaron en el exterior de la Hacienda San Vicente en una ceremonia autoctona para bendecir la tierra donde ocurrio la celebracion













 

Las mujeres participaron en el exterior de la Hacienda San Vicente en una ceremonia autoctona para bendecir la tierra donde ocurrio la celebracion


 


La cita convirtio a Cajamarca, con fuerte presencia indigena, y participantes de 10 naciones, en un espacio de reflexion, que dejo importantes resultados para el futuro de ese movimiento internacional


 

Las mujeres portaban carteles con algunas de las reivindicaciones de este Movimiento femenino, en defensa de sus territorios, de su cuerpo, de sus derechos al agua, a la tierra, contra las empresas mineras


  

Por poco mas de una hora se extendio esta Marcha, en la que las mujeres portaban banderas
alegoricas de este movimiento.



Mozambique, sede del encuentro internacional de la MMM en 2016

Escrito por mujeresenmarcha 19-11-2015 en Mozambique 2016. Comentarios (0)
Mariela Perez Valenzuela

Mozambique, situado al sureste de África, se convertirá en la capital mundial de las mujeres cuando se celebre allí el décimo Encuentro Internacional de la Marcha Mundial de Mujeres en octubre de 2016.



Graasa Samo, coordinadora internacional de la MMM

Organizada en Coordinaciones Nacionales (CNs) integradas por cientos de mujeres y grupos de apoyo, este movimiento permanente tiene un comité internacional conformado por activistas feministas de los cinco continentes y un secretariado internacional, actualmente con sede en ese país.

Graasa Samo, coordinadora internacional de la MMM, al referirse al encuentro internacional, expresó que ‘’la Coordinación Nacional en Mozambique tiene un compromiso grande para preparar la asamblea mundial, para que los procesos políticos de la Marcha logren un espacio constructivo. Para eso, dijo, estamos contando con otras Cns en África para cimentar conjuntamente este proceso.


Al hablar con Mujeres acerca de las principales conquistas alcanzadas por la población femenina en su país, Samo resaltó que en el 2003 fue aprobada la ley de familia, que garantizó igualdad de derechos en muchos aspectos, como el derecho de las madres a registrar a sus niños/as sin la presencia del padre, autonomía para acceder a los servicios bancarios y a otros que exigían la presencia masculina.


Fueron varios años de lucha contra la violencia doméstica, hasta que fue aprobada en el Parlamento en el 2009 una ley que criminaliza la intimidación practicada por los conyugues. Hoy, refirió, existen centros especializados para la atención de las víctimas en todas las provincias y ciudades capitales, pero no cubren la totalidad del territorio, con una población estimada en unos 25 millones de habitantes.

Samo saludó a las cubanas y afirmó que en Mozambique sienten una admiración muy grande por Cuba. “Tenemos una historia con el pueblo, con sus médicos, maestros. Tenemos que seguir aprendiendo de como esa pequeña Isla erradicó el analfabetismo y como la educación es gratuita, sin discriminación. Sabemos que el país transita por un proceso de cambios fundamentalmente en el orden económico; nuestro corazón pide que Cuba siga firme”.